SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Escuderías

Honda arranca la ‘Operación Zombi’

McLaren de Fernando Alonso

El fabricante japonés lleva a Rusia una nueva versión de las MGU-H, el gran problema de las tres primeras carreras que les hizo abandonar


28 de abril de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

En el cine y la literatura de ciencia ficción, se entiende por zombie a todo aquel cadáver que, por artes místicas o científicas, vuelve a caminar entre los vivos, aunque de manera lenta y torpe. Esta acepción se puede adecuar a la unidad de potencia Honda.

En McLaren dan por perdida la temporada 2017. En el desastroso arranque de año (Alonso ha abandonado en las tres carreras disputadas, Vandoorne en dos de tres) sólo hay un culpable: Honda. El fabricante japonés ha creado una unidad de potencia paupérrima, ya no sólo por rendimiento (se estima en casi 100 CV la carencia) sino, lo que es más grave, en fiabilidad. Vibraciones en el motor de combustión, o fallos eléctricos en el MGU-H han sido algunos de los problemas que se han encontrado en este arranque. Alonso se contenta con la disputa de las 500 Millas de Indianápolis para no hundirse en la depresión, pero Vandoorne teme por su progresión.

Rusia, la primera carrera europea del año, será el punto de partida del camino de Honda hacia la normalidad. Aunque no aspiran a estar con los Mercedes y los Ferrari, candidatos al título a igualdad de condiciones salvo sorpresa, sí pretenden dar a McLaren un coche que pueda llegar hasta el final de la carrera sin tener que ponerle velas a San Cristóbal, patrón de los automovilistas.

Al Parque Olímpico de Sochi han llevado una nueva versión del MGU-H que tantos problemas les ha dado. Al montar uno nuevo tanto en el coche de Vandoorne como en el de Alonso se quedan sin margen de fallo sin penalización, ya que el belga habrá montado la cuarta unidad de esta parte del motor, las máximas permitidas para todo el año, y Alonso la tercera. La gran evolución (aún queda por ver si será una ‘mejora’) llegará para el GP de España, un mes antes de lo previsto en un inicio. Honda quiere dejar de ser un lastre y empezar a ser la punta de lanza del asalto de McLaren a las posiciones altas, aunque de momento no sea más que un cadáver que pulula a ritmo lento y babeante, mientras los demás sí compiten con motores de verdad.

Volver arriba