Archivo
26 de septiembre de 2017 26/09/17

Escuderías

Las obsesivas costumbres de Honda en McLaren, al descubierto

McLaren Honda

Despistes, siestas, reuniones sin sentido... El lado británico está harto de sus compañeros japoneses, mientras el equipo es un caos


18 de marzo de 2017 - Sportyou

La relación entre McLaren y Honda está absolutamente rota, y desde el lado británico apuntan a una filosofía japonesa. Así lo desvela Miguel Martínez Cueto, ex editor de Movistar+ F1, en ‘El Periodico’, que relata varias conversaciones con un miembro de la escudería de Woking en las que le ha ido relatando algunas ‘pifias’ de los nipones.

Ingenieros dormidos

“En nuestra cultura sería una falta grave, síntoma de falta de interés, pero para los ‘japos’ es motivo de orgullo y respeto porque quedarse dormido quiere decir que empleas en el trabajo todas las horas que puedes del día”. La citada fuente explica que algunos ingenieros de Honda se dormían por la tarde después de comer en los test.

Olvidarse de echar aceite

Si hay algo en los coches que es fundamental, por muy tecnológicos que sean, es la buena lubricación. El aceite es un elemento básico desde que se inventaron, pero para los de Honda les parece un detalle menor. “La rotura del motor de ayer es porque se les olvidó poner en su programación que había que echar aceite al coche”, aseguró un mecánico a Martínez Cueto.

Reuniones para todo

“Ayer salimos a las 11 de la noche. Hicieron una reunión de casi una hora a las 10 para decidir a qué hora saldríamos del hotel hoy. Un día los mato, te lo juro”, le decían en otro circuito. La obsesión de los nipones por decidir en conjunto sus acciones desespera al lado de McLaren.

Jerarquía extrema y cerrada

Las funciones de cada uno están delimitadas y cerradas para el resto. Quien hace una cosa, no puede meterse en el trabajo de otro, hasta el punto de que ni siquiera pueden tocar las herramientas para las que no estén cualificados de manera explícita en su contrato: “Como otras veces, me preguntaron cómo se podría evitar la avería que había roto el motor de Fernando. Y yo les dije que anulando una de las funciones del motor que había sido la causa de la rotura. Y cuando iba a hacer esa anulación me para uno y me dice: ‘Eres un mecánico de categoría B y no puedes usar herramientas de categoría A’. Son así para todo.”

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba