SPORTYOU

Archivo
4 de junio de 2020 4/06/20

Noticias

La sanción a Rosberg extiende dudas sobre el uso de la radio

Polémica por la sanción a Rosberg

Mercedes tiene pensado apelar la decisión de la FIA, debido a que su coche sufría un problema por el que podía haberse quedado parado


11 de julio de 2016 Revista del Motor - Sportyou

El equipo Mercedes planea apelar la decisión de la FIA, que penalizó a Nico Rosberg con diez segundos en el GP de Gran Bretaña por saltarse la normativa de radio. La escudería alemana alega que recurrieron a la radio porque, de lo contrario, los problemas del monoplaza podían haberlo dejado detenido en la pista.

Hacia el final de la carrera, Rosberg sufrió un problema en su caja de cambios y recibió directrices para resolverlo y seguir en pista. La FIA lo interpretó como una transgresión de la nueva normativa, que recoge que los equipos sólo se pueden comunicar con sus pilotos para “indicar un problema crítico en el coche”; “cualquier mensaje de este tipo sólo puede utilizarse si el fallo de un componente o sistema del coche es inminente y potencialmente terminal”. La FIA cumplió su promesa de no ser flexible. Tras investigar el suceso, los jueces impusieron diez segundos de penalización a Rosberg, relegado así a la tercera posición.

Mercedes ha decidido apelar la decisión, como explicó su jefe, Toto Wolff: “Sin esos mensajes, Rosberg se habría quedado atrapado en la séptima marcha y probablemente habría sido el final de su carrera”. La nueva normativa también recoge que “cualquier nuevo ajuste elegido tras la comunicación con el equipo no debe mejorar el rendimiento del coche más allá de la prioridad de que no deje de funcionar”. Por eso en Mercedes se remontan a lo que sucedió en el GP de Europa, donde el monoplaza de Lewis Hamilton tuvo problemas y optaron por no ayudarle, ya que podía acabar la carrera: “Allí el coche no iba bien, pero como podía llegar hasta el final no le dijimos nada. Pero en este caso no habría podido seguir, era el final”, explica Wolff.

En este primer caso merecedor de sanción tras los cambios normativos, no ha quedado muy claro si un equipo puede avisar a su piloto sobre un problema crítico en el monoplaza o si puede mandar instrucciones sobre cómo solucionarlo, según la gravedad. “Tuvimos una discusión porque queríamos comunicar que estábamos a punto de perder los frenos y no podíamos. Hay que replantearse las reglas y aclarar qué está permitido y qué no”, cuenta Wolff.

Volver arriba