SPORTYOU

Archivo
27 de mayo de 2021 27/05/21

Opinión

Opinión

Zidane le da al madridismo con la puerta en las narices, otra vez


  • 27 de mayo
    de 2021
  • Iñaki Cano

Pues nada, otra vez se marcha sin terminar su contrato. Le elogian por no atarse al dinero y le veneran por dejar el camino limpio al Real Madrid para que hagan un nuevo proyecto. ‘La Leyenda’ vuelve a irse cuando todos, Florentino Pérez también, querían que se quedase en el Real Madrid aunque pareciese todo lo contrario. Las dos horas de reunión entre el presidente y el entrenador de las tres Champions, intentando convencerle para que se quedase el año que le quedaba de contrato, así lo demuestra.

Zinedine Zidane, que dicen que es un verso libre y que no camina como todos los seres normales en el mundo del fútbol, abandona otra vez el Real Madrid cuando seguramente más lo necesitaba el club. Cuando se fue como jugador, todos alabamos que no fuera egoísta y perdonase millones de euros. En la segunda marcha del francés, abandonó el proyecto con una nueva Champions bajo el brazo y pese a la espantada, el madridismo no se lo tuvo en cuenta. En esta tercera, una semana después de acabar la temporada con el marcador a cero, las culpas recaen en el club porque no le ha arropado en los malos tiempos.

Como jugador nada se puede decir de él porque lo dio todo en el campo. Otra cosa es en el vestuario con sus compañeros en las pequeñas crisis en las que, curiosamente, nunca estaba en primera línea en las negociaciones o discusiones. Sin embargo, cuando abandonó el cargo de entrenador la primera vez, dicen sus defensores que se fue porque el presidente no le escuchó cuando le advirtió de la posible salida de Cristiano Ronaldo o la incomoda situación con Gareth Bale y con otros a los que pidió que desde el club se les despidiera o cediese. Pero que se mojara el club, no él. Él es un alma noble que no puede ni debe hacer esas cosas.

Ahora, visto el ‘cero patatero’ del Real Madrid esta temporada pese a llegar hasta la orilla para terminar ahogándose, el club creía que era muy necesario hacer una renovación del vestuario y no precisamente cambiando los azulejos. Ese cambio, por la fidelidad de ‘La Leyenda’ hacia algunos de los suyos, no lo podía hacer él. Zinedine Zidane no es capaz de decirle a quienes le han llevado a la gloria que ya no podían seguir en el Real Madrid y antes de hacerles daño despidiéndoles, se marcha y le deja el marrón a su respetado amigo, Florentino Pérez.

Es más, los que conocen al ‘verso libre’ de ‘La Leyenda’ cuentan que le había tomado la matricula a Florentino Pérez por filtrar que estaba harto de él y que si no pasaba de la liguilla de la Champions, sería destituido. Por lo visto, Zidane no sabe que en el fútbol, y en el Real Madrid también, lo que cuentan son los éxitos y si no se consiguen nadie está seguro aunque tengan contrato. Que se lo pregunten a Benitez, a Lopetegui, a Pellegrini y a otros muchos a los que no les dieron ni la mitad del tiempo que le concedieron a Zidane.

Se marcha ‘La Leyenda’ con 11 títulos entre los que destacan tres Champions y dos ligas y por eso, en agradecimiento a los servicios prestados, le dejan la puerta abierta para cuando quiera volver al Real Madrid, que es su casa. Una puerta que ya está acostumbrada a sus portazos a destiempo y, aunque el refrán español diga otra cosa, en el caso de Zinedine Zidane «no hay tres sin cuatro».

Temas relacionados: ,
Volver arriba