SPORTYOU

Archivo
23 de febrero de 2024 23/02/24

Opinión

Opinión

Yo creía, yo creía


  • 05 de agosto
    de 2017
  • Chema Mancha

Yo creía que Negredo iba a triunfar en el Valencia CF. Yo pensaba que iba a mantener la racha de goles, mínimo 20 por temporada, que lucía en su curriculum aquel 31 de agosto que fichó. Yo especulaba con una dupla Negredo-Alcácer. Yo sentía que eran 30 millones bien invertidos.

Y como yo, el noventa y cinco por cien de tuiteros, periodistas y aficionados al Valencia en general. Yo creía. Al menos yo no me jugaba el dinero.

Yo tengo poca idea de fútbol por mucho que lleve veinte años pegado a tíos en shorts que chutan un balón. Yo no tengo la responsabilidad de acertar en una inversión de 30 millones de euros. Yo tengo la ventaja del espectador, la del criticón, la de poder equivocarme en mis opiniones y la de analizar hechos a toro pasado. Yo no soy director deportivo. Ni tengo su sueldo.

El que lo fichó debió intuir que el Negredo que llegó no era el Negredo que se veía. El que lo trajo tenía la obligación de saber que la lesión en el dedo del pie con la que vino le iba a cambiar la forma de jugar al fútbol para siempre. El que apostó todo a él tenía la responsabilidad de acertar. El que dijo traemos a este tío debería saber más que yo.

El que pagó el traspaso más caro de la historia del club debería suponérsele una sapiencia y unos conocimientos mayores que los de cualquier tuitero, periodista o aficionado en general porque no es ningún tuitero, periodista o aficionado. Porque maneja 30 millones de euros y porque con esas cantidades, sobre todo en el Valencia, no caben errores. En política se le llama a eso responsabilidad política, aquí vamos a dejarlo en responsabilidad empresarial.

Lástima que no haya funcionado, nos hubiera dado la razón a los directores deportivos amateurs.

Fue curioso lo que pasó con el delantero. El mayor peligro que creó Negredo a los rivales estaba en las cabezas valencianistas. Antes de debutar, con un Valencia líder de La Liga en la jornada cinco contra el Córdoba, el sentir general era de un ‘y todo esto sin Negredo ya verás cuando esté’. Hasta que jugó.

El Valencia ha vendido a Negredo al Besiktas por 2,5 millones de euros. Buen tipo, poco aporte deportivo, demasiado dinero. Una pena. Yo creía, yo creía.

Temas relacionados: ,
Volver arriba