SPORTYOU

Archivo
17 de enero de 2020 17/01/20

Opinión

Opinión

¡Ya iba siendo hora!


  • 15 de diciembre
    de 2019
  • Iñaki Cano

Además de entristecerme, también me alegra lo sucedido en Vallecas y no me refiero a los cánticos de odio hacia el ucraniano Roman Zozulya. Estoy refiriéndome a la suspensión del partido entre el Rayo Vallecano y el Albacete Balompié. Pero lo que más me gusta es que no hubo fisuras entre los protagonistas. Algún día tenía que pasar. Alguien tenía que dejar de poner paños calientes a este tipo de situaciones.

Estoy muy cansado de aquellos árbitros, jugadores y directivos que cuando algún jugador se quería marchar por los insultos racistas, Eto’o en Zaragoza por ejemplo, o en Italia últimamente varios, se querían ir y los demás intentaban convencerles para que continuara en el campo en lugar de irse todos. Pues en Vallecas por fin se ha suspendido un partido de profesionales por insultos graves a un deportista.

El pago de una entrada para ver un partido no da derecho a tener barra libre para insultar. La famosa libertad de expresión de algunos, termina cuando pisan la mía. Ya está bien de mirar hacia otro lado. El 15 de diciembre es ya una fecha histórica para el deporte y el estadio de Vallecas también por culpa de unos cuantos ¿aficionados? que en su día se creyeron los dueños del Rayo Vallecano e impidieron el fichaje de Zozulya.

La suspensión del Rayo-Alba es también un aviso a navegantes. Ojo a lo que pueda suceder en el Camp Nou el 18 de diciembre en el Barça-Madrid aplazado. El listón que ha puesto el colegiado José Luis López Toca es una medida por la que a partir de ahora todos los partidos se calibrarán. El Camp Nou con las pancartas que quieren poner o los cánticos que puedan producirse, estarán en el punto de mira de todos los aficionados, de LaLiga, de la RFEF y especialmente del señor Hernández Hernández que será quien en el Camp Nou, evaluará si se juega o no ‘El Clásico’.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba