Archivo
15 de octubre de 2018 15/10/18

Opinión

Opinión

Ya está bien de ensuciar al Real Madrid


  • 01 de mayo
    de 2018
  • Iñaki Cano

El Real Madrid jugará el 26 de mayo la cuarta final de la Champions League en los últimos cinco años y la tercera consecutiva a las órdenes de Zinedine Zidane. Será la decimosexta final de la Copa de Europa para el Real Madrid y hasta esta de Kiev sólo ha perdido tres. Presiento, no, afirmo porque así lo creo, que en Ucrania el Real Madrid ganará su decimotercera Champions League.

Lo de este equipo es ya histórico. Se le podrá intentar ensuciar lo alcanzado con supuestos arbitrajes y con la diosa fortuna siempre a su favor, pero algo han debido de hacer bien estos y otros jugadores del Real Madrid cuando llevan tantos años en este siglo alcanzando y ganando finales de la máxima competición europea.

Antes de llegar a Kiev, en la fase de eliminatorias, Zidane y sus muchachos han eliminado a los campeones de liga de Francia, Italia y Alemania. No solo con ayudas y fortuna se consiguen gestas similares. Al PSG le dieron un repaso en París. A la Juventus en Turin más de lo mismo y en el Bernabéu, pese a ir perdiendo, el penalti llegó por tener encerrado en su área a la ‘Vechia Signora’, premio a la insistencia final. El Bayern podrá quejarse por la mano de Marcelo, pero debería mirárselo un poco más porque además de regalar en la ida y en la vuelta un par de goles han sido incapaces de eliminar al Real Madrid, que para muchos sólo tiene una gigantesca flor.

Enhorabuena al mejor equipo de la historia del fútbol, que lleva dominando la Copa de Europa desde que se creó. Ya está bien de intentar emborronar la historia del Madrid porque son demasiados títulos ganados sólo con ‘robos’ o con ‘trampas’. No se deben consentir más improperios en contra de las 12 Champions que en Kiev pueden ser 13. Es tanta la diferencia en títulos entre el primero y el siguiente que deberían comenzar a presentar las pruebas incriminatorias que justifiquen tantas acusaciones.

Sin ser del Real Madrid, a mí no me cuesta felicitarles y reconocerles los triunfos alcanzados en Europa. ¿Y a usted?

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba