SPORTYOU

Archivo
6 de abril de 2021 6/04/21

Opinión

Opinión

Y tu ¿de quién te reías?


  • 06 de abril
    de 2021
  • Iñaki Cano

No sé si el Real Madrid ganará la Champions League 2020/21 pero si así fuera, que no lo descarto, que el mundo blanco se acuerde de Vinicius Jr. No sólo por lo que pueda hacer hasta ganarla, por lo que pueda hacer en la final o por el partido frente al Liverpool en la ida de los cuartos. Que nadie se olvide de lo que el joven brasileño hizo contra el Atalanta que se merendó él solito a los de Bérgamo. Hubo un tiempo que las grandes estrellas marcaban una Copa de Europa por algo importante, si esta se la lleva el Madrid, Vinicius está autorizado para reírse más que nadie.

Vinicius Jr. que aparentemente no tenía gol, lo encontró cuando todo el mundo del fútbol estaba pendiente de lo que sucedía entre dos grandes campeones de la Copa de Europa. Vinicuis Jr. se ha doctorado contra un grande y en la máxima competición del fútbol mundial por equipos. No sólo marcó dos goles sino que hizo el primero, abriendo la lata y el de la calma (3-1) justo cuando los ‘reds’ se estaban viniendo arriba.

El brasileño ya demostró mucho con Solari en un año en el que la grada del Bernabéu sólo se divertía cuando saltaba Vinicius al campo. Aquel mal Real Madrid lo sujetó un juvenil venido de Brasil. Fue la esperanza que eclipsó la llegada de Zinedine Zidane que nunca confió en el brasileño. Nunca le quiso porque no marcaba y porque era un jugador ‘alocado’ que emborronaba el dibujo de ‘La Leyenda’.

Le ha costado a Vinicius Jr. convencer al entrenador del Real Madrid y lo ha hecho a base de sudor, mucho sudor por trabajar mucho, tanto en defensa como en ataque. El equipo, sus compañeros, le han apoyado tanto que se emocionaron al ver al brasileño celebrar su doblete en la Copa de Europa. Vinicius se merecía una noche así. Ha trabajado cada día, una y otra vez, para conseguir lo que alcanzó contra el Liverpool. Una gloría ganada gracias al esfuerzo, al trabajo y al sudor de una camiseta que está acostumbrada a gestas como las de Vinicius en la Champions League.

En la celebración del segundo gol el brasileño indico el escudo de su camiseta y con el índice de la mano derecha señaló el césped del Di Stéfano indicando a quien corresponda, que él debe seguir jugando en el Real Madrid y después de su partido contra el Liverpool, Vinicius podrá dormir tranquilo. También podrá pasearse por las calles de Madrid con la cabeza bien alta y mirándoles a los ojos a todos aquellos que entre fallo y fallo de cara al gol o entre bicicleta y bicicleta con salida de cadena, se rieron de él. Ya lo dice el refrán: «Quien ríe el último…»

Volver arriba