Archivo
18 de noviembre de 2018 18/11/18

Opinión

Opinión

Y el Atleti, qué… ¿otra vez el eterno aspirante?


  • 21 de agosto
    de 2018
  • Iñaki Cano

Pese a ganar la Supercopa de Europa al todopoderoso Real Madrid. Pese a gastarse un ‘pastón’ en fichajes y renovaciones. Pese a tener al entrenador mejor pagado de la Liga y pese a vaciarse los bolsillos para mantener a su estrella campeona del mundo, la primera de la Liga, en la frente.

Hubo un tiempo en el que al Atlético de Madrid se le perdonaba casi todo porque era ‘El Pupas’. Después no se hacía ‘sangre’ porque ellos no tenían tanto dinero como el Madrid o el Barça. Pese a no tener tanto, fue capaz de ganarles la Liga a los dos grandes de España y fue incluso capaz de jugarle dos prórrogas y unos penaltis al Real Madrid en dos finales de la Champions League que finalmente perdió. Siempre se admitió como buenas esas derrotas porque… ¿Por qué? Eso me pregunto yo. ¿Por qué?

Este Atlético de Madrid del todo poderoso Cholo Simeone no puede dejarse confundir con aquello de que el Barça y el Madrid son más ricos y hacemos lo que podemos. No. Si el Atleti es el Supercampeón de Europa, no puede comenzar la Liga con 2 puntos de desventaja con respecto al FC Barcelona y Real Madrid después de la primera jornada. En Valencia pese a ser un rival más potente que Alavés o Getafe, este ‘Super-Atleti’ está obligado a ganar. Simeone, la plantilla y el presupuesto le obligan a ganar en Mestalla aunque se escuden en el esfuerzo y posterior cansancio de la prórroga en Tallin. Ya no cuela.

Antes para ganarles un campeonato se debían de dar las circunstancias de un mal año de Barça y Madrid además de una excelente temporada del Atlético de Madrid pero esa historia al menos a mi, ya no me la cuelan tampoco. Un equipo que tiene al mejor portero de la Liga, a una de las mejores defensas del campeonato, a Koke, Saúl, Rodri, Costa y a tres franceses campeones del mundo, Lemar, Lucas Hernández y Antoine Griezmann, no debe aunque puede como se ha comprobado, no ganar en Valencia porque el Atlético de Madrid ha dejado de ser un sueño para ser una realidad que antes del empate en Mestalla, era uno de los tres favoritos al título pero que se ha comportado como el tercero en discordia por si ellos fallan, estando al mismo nivel o superior que el FC Barcelona o el Real Madrid.

En estos tiempos que corren no valen paños calientes con un equipo Supercampeón. Al Atlético de Madrid, como decía Luis Aragonés, sólo le sirve ganar, ganar, ganar y volver a ganar… y dejémonos de cuentos chinos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba