SPORTYOU

Archivo
12 de agosto de 2020 12/08/20

Tenis

Wawrinka evita el clásico

Golpes de fantasía y calidad. Del Rafa Nadal de siempre. Passing imposibles desde el revés y tiros afilados desde la siempre punzante derecha sirvieron para que el español amenazara a Stan Wawrinka en el inicio del partido. Y es que en el Foro Itálico se discutía una cuenta pendiente, una espina clavada ante el suizo, […]


16 de mayo de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou



Golpes de fantasía y calidad. Del Rafa Nadal de siempre. Passing imposibles desde el revés y tiros afilados desde la siempre punzante derecha sirvieron para que el español amenazara a Stan Wawrinka en el inicio del partido. Y es que en el Foro Itálico se discutía una cuenta pendiente, una espina clavada ante el suizo, el rival que arrebató al manacorense la posibilidad de sumar 14 Grand Slam el pasado año en el Abierto de Australia (lo lograría unos meses más tarde en Roland Garros) para igualar a Pete Sampras.

En la arcilla italiana, Nadal y Wawrinka se miraron a los ojos en un torneo ATP por primera vez desde aquel 26 de enero de 2014, cuando la espalda del manacorense se paralizó y la muñeca del helvético se consagró para ascender al Olimpo, donde sólo han podido acceder unos pocos privilegiados en la historia de este deporte. Sobre la tierra batida romana, donde el actual número 7 de la ATP ha disputado la final en 9 de sus 10 participaciones, el suizo se vistió de antihéroe para terminar con la racha de su rival, al imponerse por 6-7(7) y 2-6 en dos horas.

Mientras Nadal se situaba a sólo cuatro puntos de cerrar la primera manga, Wawrinka levantaba la arena con su raqueta. Desesperado. Tras una dura sucesión de golpes durante todo el primer set, en el que se habían intercambiado 2 breaks cada uno, se llegó al desempate. El español mandaba 6-2, pero el suizo se conectó al partido y acabó dándole la vuelta a la primera manga (7-9). 25 golpes ganadores y la capacidad para resolver con éxito cada una de las 5 opciones de rotura de las que dispuso Nadal en el segundo parcial fueron suficientes para avanzar a semifinales.

Wawrinka impidió en Roma lo que Kyrgios había evitado en el Mutua Madrid Open: un nuevo clásico entre Nadal y Federer. Al igual que había ocurrido en la Caja Mágica, el Foro Itálico se preparaba para un hipotético enfrentamiento en semifinales entre los dos jugadores con más Grand Slam en sus vitrinas (17, el suizo; 14 el español junto a Sampras). Pero la 35ª batalla tendrá que esperar.

Han pasado más de 15 meses desde la última vez que Nadal y Federer se cruzaron en la pista (Abierto de Australia de 2014). Y en Roma tampoco será la siguiente. Wawrinka no permitió un nuevo clásico a la vista.

Volver arriba