Archivo
24 de octubre de 2017 24/10/17

Opinión

Opinión

A vueltas con la gala


  • 10 de enero
    de 2017
  • Manolo Oliveros

La gala de la FIFA viene después de perder el Barça en San Mamés y empatar en Villarreal. Partidos rodeados de decisiones polémicas de los árbitros, que sobrepasan las tertulias, porque Piqué , “ya sabemos cómo funciona esto”, toma la palabra tras los dos encuentros, y también los gestos, para “retratar” el bajo nivel arbitral.
Así que, caliente como estaba el domingo por la noche, asumió una vez más el papel de líder del vestuario, aunque no forme parte del cuarteto de capitanes, y lanzó la idea de no tener por qué ir a Zúrich. Se ahorran el viaje, se ahorran encontrarse con dirigentes del fútbol, se ahorran “felicitar” a Cristiano Ronaldo. No se desgastan, preparan el partido de vuelta de Copa y a otra cosa. Luis Enrique respalda a la plantilla y el club lo asume.
Piqué es el líder. El mismo que se va hacia arriba en Vigo y marca dos goles y maquilla la derrota; el mismo que tras perder en Anoeta, critica al propio equipo; el mismo que anuncia que se va después del Mundial de Rusia, el mismo Gerard Piqué que, además, está en un gran momento y es de los mejores centrales del mundo. Se le queda corto el papel de futbolista. Se mete en otras funciones y da para todo.
Por cierto, para incendiar a lo Piqué. Cristiano es el ganador de The Best, pero no es The Best. Es de lo mejor, evidentemente, pero para mí el mejor sigue siendo Messi. Cristiano es el más votado, pero no el mejor, como con las canciones del Festival de Eurovisión. Y a otra cosa. Viva el fútbol. Tengo ganas de ver el Barça-Athletic.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba