SPORTYOU

Archivo
28 de septiembre de 2022 28/09/22

Clasificación

Vettel devuelve a Ferrari a una pole 31 GPs después

Sebastian Vettel

Desde Singapur 2015 no salía un monoplaza rojo al frente de una carrera, y desde Francia 2008 no conseguían un doblete en la parrilla


29 de abril de 2017 - Sportyou

Sebastian Vettel ha conquistado la 47ª pole de su carrera deportiva y, lo que es más importante, ha confirmado que Ferrari es el gran rival de Mercedes para el campeonato, también en las sesiones de clasificación. Si con su victoria en Australia ya dejó claro que podía ser un problema para el dominio de Hamilton y su equipo, lo visto en la clasificación del GP de Rusia viene a reafirmarlo. Hay que remontarse a Singapur 2015 para ver la última vez que un Ferrari estaba al frente de una parrilla, y a Francia 2008 para ver el último doblete del Cavallino Rampante.

Después de dominar las tres sesiones de entrenamientos libres, en la sesión oficial del sábado los Ferrari llevaron las riendas. Hasta se permitieron el lujo de ahorrarse los neumáticos ultrablandos en la Q1, y dejar que fuera Valtteri Bottas quien tomara las riendas tanto en esta Q1 como en la Q2. Sin embargo, a la hora de la verdad, demostraron que aunque los Mercedes no habían mostrado su verdadera competitividad en todo el fin de semana, ellos tenían aún mucho margen de mejora.

En la definitiva Q3 sacaron lo mejor de sí, tanto Sebastian Vettel como Kimi Räikkönen. El finlandés fue el primero en golpear, y dejó en el primer intento una firma que casi le da una pole que se le resiste desde tiempos inmemoriales (Francia 2008), pero fue el alemán, con un 1:33.194, sólo 59 milésimas más rápido, quien comandó la tabla final de tiempos. A menos de una décima dejó a Bottas, y a más de medio segundo a un Hamilton que ni está, ni se le espera este fin de semana. El tricampeón tiene serios problemas para conseguir temperatura óptima en los neumáticos ultrablandos.

Alonso raja… otra vez

Fernando Alonso y Carlos Sainz pasaron a la Q2 de la clasificación del GP de Rusia, pero nada más. El asturiano partirá 15º, y gracias, ya que el pase a la segunda tanda lo logró en parte gracias a una bandera amarilla provocada por un accidente de Jolyon Palmer que impidió a los que le precedían mejorar su tiempo. Alonso marcó un crono casi 3 segundos y medio más lento que el de Bottas, el mejor en esa Q2, y acabó estallando por radio: «¡Es increíble, increíble!», bramaba. Luego, tras la clasificación, reiteraba su queja de siempre: «Es increíble lo que perdemos en la recta, unos 2,5 segundos en este circuito. Mañana la misma historia…», se quejaba.

Sainz, que marcó el 11º tiempo, saldrá 14º, a su lado, debido a la sanción que arrastra desde Bahrein.

Temas relacionados: ,
Volver arriba