Archivo
24 de septiembre de 2018 24/09/18

Carreras

Verstappen gana el día que Mercedes, por fin, hincó la rodilla

Lewis Hamilton y Valtteri Bottas abandonaron por sendos problemas mecánicos. Fernando Alonso remontó desde el pitlane al 8º puesto


1 de julio de 2018 - Sportyou

Max Verstappen se impuso en el GP de Austria, en el circuito propiedad del equipo Red Bull, por delante de Kimi Räikkönen y del nuevo líder del Mundial, Sebastian Vettel. La victoria del joven holandés, cuarta de su carrera deportiva, llegó en buena medida gracias a los múltiples problemas de sus rivales, empezando por su propio compañero Daniel Ricciardo y pasando por el de los dos hombres de Mercedes.

Este GP de Austria pasará a la historia por ser la primera carrera en dos años en el que no hay ningún Mercedes entre los que han acabado. Valtteri Bottas, que salía desde la pole, y Lewis Hamilton abandonaron por sendos problemas mecánicos, aunque la prueba se le había puesto muy cuesta arriba ya desde el principio a ambos.

Las altas temperaturas del circuito de Spielberg (se superaron los 45ºC) provocaron numerosos problemas de ampollas (el temido ‘blistering’), lo que complicó muchísimo la gestión de las estrategias. Hombres como Carlos Sainz se quejaron después de la vibración que tenía en el tren trasero de su Renault, aunque peor le fue a su compañero, que abandonó por una rotura de motor muy severa. El madrileño acabó 12º.

Mucho mejor le fue a Fernando Alonso. El piloto asturiano salió desde el pitlane después de cambiar el morro de su McLaren y montar un nuevo MGU-K. Y desde el fondo de la parrilla fue remontando, poco a poco, hasta llegar a un gran 8º puesto.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba