Archivo
18 de junio de 2019 18/06/19

Moto GP

La verdad del “caso Iannone”

Andrea Iannone

Al piloto italiano le prohibieron correr su última carrera "de casa" vestido de rojo Ducati, y la razón no fue otra que un escrupuloso criterio médico condicionado por aspectos legales


14 de septiembre de 2016 Diego Lacave - Sportyou

Andrea Iannone sufrió una caída en el primer entrenamiento libre del viernes del pasado GP de San Marino. El TAC realizado en el hospital de Cesena reveló una “fractura estable” en una vértebra dorsal. Los médicos de MotoGP evaluaron la lesión como mínima y le permitieron correr; pero su criterio chocó con los del circuito, autoridad médica máxima en este Gran Premio; que prohibió al aún piloto de Ducati salir a pista. 

La razón de decidir dejar sin correr a Iannone sin ni siquiera hacer un nuevo chequeo el sábado a primera hora no es estrictamente facultativa, sino legal, según ha podido saber Revista del Motor. La clave reside en algo tan sencillo como que los médicos italianos no quisieron jugarse la posibilidad de una lesión grave de un piloto italiano en tierras italianas; por mucho que el Gran Premio lleve el nombre de la República Serenísima más antigua del mundo.

Estos sanitarios están de acuerdo con que la fractura estable no entrañaba riesgo alguno; pero a la vez apuntan que, desde el punto de vista mediático, si Iannone hubiese corrido y se hubiese hecho daño en otra caída, todo el mundo señalaría a la autoridad médica del circuito por haberle dejado correr. Y estando en Italia, siendo un piloto italiano, podría abrirse un proceso legal negativo para los responsables de Misano, un circuito en el que ya se dejó de correr tras la grave lesión a Rainey en 1993.

El médico y máxima autoridad en materia sanitaria de MotoGP, el Doctor Ángel Charte, mostró públicamente su disgusto ante semejante disparidad de criterio: “No hay justificación médica para no dejar correr a Andrea. El riesgo es cero. Nos ha sorprendido la radicalización de los médicos de este circuito”. Iannone por su parte, agradeció al Dr. Charte su profesionalidad y declaró que los galenos de Misano ni siquiera le miraron. Pero estos facultativos, días después, reconocen fuera de micrófono que si este incidente se hubiera producido en un GP celebrado en suelo no italiano, probablemente la autoridad médica del circuito estaría de acuerdo con la de MotoGP; y Andrea Iannone hubiera seguido corriendo sin problemas. El “miedo a los jueces” y no otras cosa fue lo que impidió al piloto de Ducati correr su última carrera vestido de rojo, ante los aficionados de su país.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba