Archivo
13 de noviembre de 2018 13/11/18

Opinión

Opinión

¡Vaya bajonazo!


  • 16 de octubre
    de 2018
  • Iñaki Cano

El repaso de Inglaterra a nuestra Selección es de las de época y que si somos inteligentes, nunca deberemos olvidar. Especialmente no deben echar la derrota con baño en saco roto los jugadores ni Luis Enrique. Tampoco los aficionados o nosotros los periodistas, que ya nos veíamos de nuevo como grandes favoritos para ganar la próxima Copa del Mundo.

En Sevilla el baño nos refrescó no tan viejos y tristes recuerdos de un grupo que después de algunos años de gloría, se pensaron, nos pensamos, que con la estrella en el pecho y con las 3 Eurocopas en Las Rozas, casi sin despeinarnos íbamos a reinar en el mundo del fútbol eternamente. Pues no. En el estadio Benito Villamarín una selección más bien normalita, destruyó los sueños de una ilusionada afición y las ínfulas de unos jugadores que con sólo dos triunfos oficiales pensaron que el pasado estaba olvidado.

Ha vuelto la oscuridad con más grises que blancos, y de qué manera. Inglaterra nos pilló el tranquillo porque se lo traía muy estudiado y ni los jugadores, ni Luis Enrique, fueron capaces de sobreponerse al desastre ni supieron cómo minimizarlo. Por momentos España me recordó a aquello días en los que sin duda, creo que querían pero no podían. La España del mareo. Posesión de un lado para otro y vuelta a empezar. Que el resultado, 2-3, no nos lleve a engaño. España empujó pero pagó muy caro sus brazos caídos del inicio y se ha dejado muchísimo trabajo para noviembre en Zagreb si es que quiere jugar la final a cuatro de junio de una competición que si se gana, algunos no le darán importancia pero que si la pierde… pueden temblar los cimientos de la RFEF.

De todo lo sucedido en Sevilla contra Inglaterra, sólo hay una cosa positiva si Luis Enrique Martínez no ha cambiado. Al asturiano no le gusta perder ni a las chapas y además de ser un competidor muy ganador, no se casa con nadie y más de uno se va a enterar de lo que cuesta un peine en esta nueva Selección de Lucho y de sus relucientes y sonrientes dientes cuando muerden, muerden de verdad. O eso espero.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba