SPORTYOU

Archivo
19 de febrero de 2020 19/02/20

Copa del Rey

Unionistas de Salamanca plantó cara a un Real Madrid que no perdonó

Los de Zidane confirman su presencia en los octavos de final de la Copa del Rey con más apuros de los esperados


22 de enero de 2020 - Sportyou

El Real Madrid selló su billete para los octavos de final de la Copa del Rey al derrotar a un modesto Unionistas de Salamanca que plantó cara y llegó a meter el miedo en el cuerpo de los hinchas merengues. Los tantos de Bale y Brahim, por partida doble, decantaron la balanza para el conjunto que dirige Zinedine Zidane, que encendió las alarmas cuando los salmantinos empataron a los diez minutos de la segunda mitad.

El equipo blanco entró bien al partido y solventó sin problemas el ímpetu inicial del conjunto local, por lo que no tardó en controlar el encuentro. El primer acercamiento serio lo protagonizó Vinícius, aunque toda acción quedó eclipsada cuando Gareth Bale comenzó a dar muestras de dolor en la pierna izquierda.

En cualquier caso, el propio Bale adelantó al Madrid solo cinco minutos después, al cazar un rechace y rematar con suavidad al fondo de las mallas. Eso sí, los salmantinos reaccionaron inmediatamente y estuvieron a punto de dar un susto al equipo de Zidane nada más sacar de centro.

El Madrid no volvió a tener una ocasión clara hasta el minuto 35, cuando Benzema pisó área y disparó al lateral de la red. El gol madridista parecía estar cerca, ya que James Rodríguez intentó una vaselina que se estrelló en el larguero.

El colombiano volvió a desperdiciar una ocasión de oro de poner el 0-2 para su equipo en la segunda mitad, algo que lamentaría unos minutos después, cuando Álvaro Romero, que solo llevaba tres minutos en el campo, encendió todas las alarmas de los merengues, pues marcó el 1-1 en una gran jugada individual.

Para entonces Gareth Bale ya había abandonado el terreno de juego por lesión, aunque la reacción de los de Zidane no se hizo esperar y Brahim volvió a adelantar al Madrid al aprovechar una embarullado centro raso de Marcelo.

Areola tuvo que tirar de reflejos para evitar el nuevo empate en una contra del club salmantino que pilló desprevenida a su defensa. Desde entonces el Unionistas buscó la épica sin bajar los brazos y peleó por poner el 2-2 ante un rival que no pasó excesivos apuros pero tampoco pudo sentenciar el encuentro hasta el descuento, cuando Brahim logró su segundo tanto de la noche con un disparo raso y sentenció la eliminatoria.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba