SPORTYOU

Archivo
8 de diciembre de 2019 8/12/19

Opinión

Opinión

Unas gafas para la Liga


  • 05 de abril
    de 2014
  • Iñaki Cano

Los grandes, Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid, definitivamente deben de callarse cuando un árbitro se equivoquen en contra de sus intereses. No están autorizados. No les escuché nada cuando les favorecieron en esta jornada de Liga y podrían haber cambiado el resultado final de sus partidos.

El Atlético de Madrid, que ganó por un gol a cero al Villarreal, no denunció el empujón previo de Raúl García a Mario Gaspar que terminó en gol. Las antiparras rojiblancas que antes veían claramente todo lo que les “hurtaban” los colegiados, frente al Villarreal, esas mismas debían de estar empañadas por la humedad del Manzanares, porque nadie percibió el empujón con las dos manos.

Las ulleres azulgranas tampoco otearon la involuntariedad de la mano verdiblanca de Amaya, que acabó en penalti, porque así lo apreció el árbitro, y terminó de “matar” al Betis en el Camp Nou. No vieron en esa jugada con 2-1 en el marcador, ni ninguna mano negra que quisiera ahogar al club del Sr. Bartomeu.

Y en Anoeta, las dioptrías blancas, observaron que el balón fue a la mano de Xabi Alonso y no a la inversa, tal y como lo vieron los jugadores de la Real Sociedad. Las lentes debían de estar muy sucias porque una vez terminado el partido, ninguno de sus jugadores habló de envidias o intereses en contra del Real Madrid.

El negocio de nuestra Liga debería estar unido a una óptica dispuesta a vender gafas, a bajo coste, con graduaciones objetivas para los que sólo ven lo que les interesa. Las diferentes miopías, hipermetropías, astigmatismos, presbicias o cegueras pertinaces se solucionarían con las gafas “subjetivas” para cada equipo, jugador, directivo o aficionado que no lo ve todo igual. Ah, y para nosotros los periodistas son necesarios, en determinados casos, unos prismáticos para ver más cercano un horizonte que a veces nos pierde.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba