SPORTYOU

Archivo
20 de enero de 2020 20/01/20

General

La goleada más amarga del Barcelona

Goleó el Barcelona al Al-Sadd (4-0) en lo que se convirtió en un amistoso de preparación para la final del Mundial de clubes, que le medirá al Santos el domingo. Fue un trámite demasiado caro. Una victoria agria debido a la fractura de tibia de Villa, que se podría perder el resto de la temporada. Las […]


15 de diciembre de 2011 - Sportyou

Goleó el Barcelona al Al-Sadd (4-0) en lo que se convirtió en un amistoso de preparación para la final del Mundial de clubes, que le medirá al Santos el domingo. Fue un trámite demasiado caro. Una victoria agria debido a la fractura de tibia de Villa, que se podría perder el resto de la temporada. Las lesiones nunca llegan en un buen momento, pero la de Villa es especialmente desafortunada. El asturiano, cuyo futuro en el Barcelona se cuestionaba tras la suplencia en el Clásico y el gran rendimiento de Alexis, necesitaba una buena actuación que silenciara el ruido en torno a su figura. Japón le traicionó cuando todo parecía de cara debido a la debilidad del rival y su posición de delantero centro, puesto en el que mejor rinde. Y en el horizonte, una Eurocopa que se complica. Las malas noticias nunca vienen solas, pues Alexis, que le sustituyó, también se lesionó en la segunda parte.

Pronto quedó claro que el Al-Sadd se iba a convertir en un mero sparring. Perfecto para seguir adaptándose al cambio horario, para que descansaran algunos titulares y destacaran otros que no lo son tanto. El guión del partido fue el esperado. El Al-Sadd se encerró en su campo con una línea de cinco y otra de cuatro por delante. El Barcelona volcó su juego hacia la banda izquierda, por donde atacaban Iniesta y Pedro, mientras Villa quedó atrapado entre los centrales y Messi, que partía de la banda derecha, se desplazaba para asociarse. Los goles, en cambio, llegaron por la banda derecha. Adriano, al igual que después Keita y Maxwell, se convirtió en protagonista. El brasileño, titular para dar descanso a Dani Alves, se aprovechó de un cómico error del portero Saqr y Belhadj para meter la pierna y embocar a la red. Antes del descanso Adriano hizo el segundo rematando con la pierna izquierda un pase de Thiago tras un fallo del Al-Sadd a la hora de sacar la pelota. Al filo del descanso los qataríes tuvieron sus dos únicas ocasiones de gol en botas de sus dos mejores jugadores, Niang y Keita, que pasaron con éxito por la liga francesa.

En la reanudación, con caras amargadas tras conocer la desgraciada noticia, los jugadores del Barcelona bajaron el ritmo. El Al-Sadd no levantó la cabeza y el partido siguió por la misma senda. Keita hizo el tercero tras un gran pase de Messi, y Maxwell el cuarto a asistencia, otra vez, de Thiago. Fue la noche de los goleadores inesperados. Fue la victoria más amarga del Barcelona.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba