SPORTYOU

Archivo
19 de julio de 2024 19/07/24

Opinión

Opinión

Una de porteros


  • 24 de septiembre
    de 2014
  • Manolo Oliveros

Casillas o Keylor Navas. Oblak o Moyá. Claudio Bravo o Ter Stegen. Ancelotti, Simeone y Luis Enrique tienen cada uno su teoría sobre los porteros, unos argumentos para cubrir lo mejor posible la meta de sus equipos.

En la del Real Madrid ya no está el mejor Casillas, en el Atlético ya no está Courtois y en el Barça tampoco está Víctor Valdés. Es normal por lo tanto que los tres entrenadores hayan hecho jugar a los dos porteros ya. Si en cualquiera de estos equipos estuviera Manuel Neuer o el mejor Buffon o Schmeichel o Iribar o Ramallets, seguramente los técnicos gestionarían la portería de otra manera. Es decir, lo normal es que jugara siempre el mismo. La realidad es que en ninguno de los tres equipos parece que uno sea mucho mejor que el otro, así que no es de extrañar que la solución sea poner a uno u otro portero.

En el caso del Barça, hace ya tiempo que tenían cerrado a Ter Stegen, porque estaba previsto que Víctor no continuara tras el 30 de junio. Suben a Jordi Masip del filial, pero Luis Enrique necesita otro portero para competir con garantías, interna y externamente. Se lesiona Ter Stegen, juega Claudio Bravo en Liga y hasta el momento, el alemán en la Champions. Pero esa no será la tónica, por lo que ha dicho Luis Enrique: «Lo de la confianza en un portero es un tópico. Las decisiones serán las mejores para el equipo». Así que como el entrenador no tiene a Neuer, irá alternando con el alemán y el chileno, sin olvidarse a Masip. Con el paso de los partidos, se dará cuenta que uno seguramente sea mejor que el otro y cuando lleguen los partidos gordos jugará el mejor, que es lo mejor para el equipo. Con sentido común, que no es el más común de los sentidos.

Volver arriba