SPORTYOU

Archivo
5 de abril de 2020 5/04/20

Opinión

Opinión

Un Madrid-Barça o la tragedia de los Andes


  • 08 de abril
    de 2011
  • Luis Martín

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=7fTSeEillJM w=640 h=385]

Bon día, bona tarde

Llegados a este punto, hay quien no sabe si tirarse al metro… o a la taquillera. Tras las goleadas en la ida de la Champions, todo apunta a que Barça y Madrid, Madrid y Barça, se van a ver las caras cuatro veces en quince días. Mucho. Demasiado. La culpa la tiene Lineker, que extrajo del bombo las bolas que determinaron un cruce en semifinales entre los dos históricos rivales de la Liga BBVA. A mí ya me perdonarán, pero el mítico delantero inglés ha liado una gorda. Maldito Gary: si algo no necesita una semifinal de la Champions es rivalidad, porque se aguanta por sí sola. Como la final de la Copa del Rey. Da igual quién llegue: suele ser una fiesta. Y me temo que, entre todos, deberíamos velar porque así sea. Sinceramente, el tema me preocupa.

La semana pasada, Nando Parrado se pasó por la ciudad deportiva y dio una charla a los jugadores del Barça. Parrado fue uno de los jugadores del Old Christians que el 13 de octubre de 1972 sufrió un accidente de avión en los Andes. Después de dos meses de desesperada supervivencia en condiciones infrahumanas, después de perder en el accidente a su madre y a su mejor amigo, el Panchito Abal, y de ver morir a su hermana en sus brazos ocho días después, él y Roberto Canesa emprendieron un viaje a la nada, tratando de encontrar ayuda, tratando de salvar a sus compañeros. “En cada paso que daba, sólo pensaba en mi padre. Pero si hubiera sido consciente de lo que me esperaba al empezar esa caminata, me habría quedado a morir tranquilamente al lado del fuselaje. Llegamos a la civilización por pura inconsciencia”, explica Parrado.

Considerado por muchos el gran héroe de la tragedia de los Andes, es amigo de Manel Estiarte desde hace muchos años. Fue él quien le comentó a Guardiola la posibilidad de invitarle a hablar con los jugadores, que no olvidarán en su vida la charla del ex rugbyman uruguayo, al que aquel accidente de avión le cambió la vida.

“Lo más fuerte, lo que más me ha impactado de su historia, es que cuando volvió a casa, todo seguía igual”, me confesó esa misma noche uno de los jugadores. “Había perdido a su madre y a su hermana, y a varios de sus amigos; su nombre había salido en una esquela, había comido carne humana y caminado durante diez interminables días por las montañas. Pero cuando al fin llegó a su casa, comprendió que al mundo todo eso le daba igual. Nada había cambiado: el vecino seguía cortando el césped, la vecina paseaba a su perro y el autobús escolar seguía parando cada mañana en la esquina”.

Bueno sería recordar que un Barça-Madrid sólo es un partido de futbol, ahora que nos esperan cuatro en quince días, no vaya a ser que a alguno se le vaya la olla… y se convierta en tragedia.

Desde Barcelona, la ciudad donde Hereu se gasta, mas o menos, 15 millones de euros al año en bicicletas, Luis Martín para SportYou.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba