Archivo
24 de junio de 2019 24/06/19

Tenis

Un infatigable Ferrer se cuela en la semis de Roma

David Ferrer saca la lengua y la satisfacción se refleja perfectamente en su rostro. El alicantino está en las semifinales del Masters 1000 de Roma, tres años después, tras derrotar en la ronda de cuartos de final al belga David Goffin por un tanteo de 6-2, 4-6 y 6-3 en dos horas y nueve minutos […]


15 de mayo de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou



David Ferrer saca la lengua y la satisfacción se refleja perfectamente en su rostro. El alicantino está en las semifinales del Masters 1000 de Roma, tres años después, tras derrotar en la ronda de cuartos de final al belga David Goffin por un tanteo de 6-2, 4-6 y 6-3 en dos horas y nueve minutos de juego. El pupilo de Francisco Fogués, que está realizando una de las mejores temporadas de su carrera, se metió entre los cuatro mejores del evento que se disputa en el Foro Itálico después de realizar un partido más eficaz que brillante, ante un rival sin presión y con muy poco que perder. Teniendo un descarado oponente al otro lado de la red, el muro de Jávea se mostró más férreo que nunca.

Ferrer lleva más de un lustro entre los diez mejores jugadores del mundo y si por algo ha destacado el alicantino en todos estos años ha sido por su regularidad. Normalmente gana a los tenistas que tienen peor ránking que el suyo pero ante los top-5 a menudo suele palidecer. Demasiado bueno para los del nivel inferior pero insuficiente para los tenistas referencia, aquellos que se llevan la mayor parte del pastel. Los grandes títulos siempre se la han escapado, por eso para el actual número 8 del ránking es muy importante ciertos partidos como el que ha sacado adelante en el día de hoy ante Goffin. Duelos feos, a cara de perro, donde la intensidad es la que te hace ganar.

La mejor raqueta española de 2015 cumplía en los cuartos de final de Roma su partido número 40 del año, una cifra verdaderamente reseñable para un jugador tan veterano como él. A sus 33 años y tras quince años en el circuito, David Ferrer está viviendo una de las mejores campañas de su carrera, con unos cinco primeros meses de competición que no revisten borrones reseñables. A estas alturas de curso tan sólo Djokovic, Murray y Berdych han sumado más puntos que él en la Carrera de Campeones, la clasificación que mide solamente los resultados de la temporada. Con Roland Garros a dos semanas vista y con una semana de descanso entre Roma y París, Ferrer podría llegar en un momento perfecto a los Bosques de Bolonia.

El cansancio de haber jugado 40 partidos -32 de ellos se saldaron con triunfo del alicantino- no parece hacer mella, de momento, en el portentoso físico de Ferrer. Para inclinar a Goffin hizo falta lucha, garra y corazón. En semifinales, donde ya espera al ganador del duelo que disputarán esta tarde el serbio Novak Djokovic y el japonés Kei Nishikori, necesitará además su mejor nivel de juego para tener opciones de llegar a una final de Roma que ya piso en la temporada de 2010. En el Foro Itálico, un infatigable Ferrer sigue vivo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba