Archivo
16 de agosto de 2018 16/08/18

Opinión

Opinión

Un buen partido, un mal derbi


  • 08 de abril
    de 2018
  • Elías Israel

Un buen partido de fútbol. Cuando se juntan dos equipos tan grandes, dos porteros descomunales como Keylor y Oblak, aunque el tico tenga menos vitola, y dos estrellas goleadoras como Cristiano Ronaldo y Griezmann, cada uno en su plano, disparos a los palos, lo normal es que se considere un buen espectáculo, entretenido, con alternativas, con gestos técnicos maravillosos, como la espuela de Marcelo.

Sin embargo, de un derbi se espera pasión, tensión, una electricidad especial que no se atisbó en este encuentro. Ambos equipos, sabedores de la diferencia casi insalvable con el Barça, hicieron un metafórico pasillo al equipo azulgrana, que acabó triunfador sin jugarlo.

El Madrid entró mucho mejor, pudo rematar el derbi capital, pero se encontró con un portero sencillamente de época. Al Atlético le costó encontrar el hilo del encuentro, pero cuando se empezó a desperezar, agrandándose la figura de Thomas, obligó a Keylor a esos pequeños milagros habituales, que tan poco reconocimiento tienen.

El gol del Madrid -siempre Cristiano, tras un sensacional pase de Bale- parecía hacer justicia a la diferencia en las intenciones de unos y otros, pero el Atlético -siempre Griezmann- respondió acto seguido. Siempre que marca un gol así el Atlético, uno tiende a preguntarse por qué no da ese paso adelante en los partidos con 0-0 en el marcador. Griezmann y Vitolo conectaron y pusieron tablas. En el ajedrez, Simeone y Zidane movieron ficha. Correa entró por Costa y Benzema por Cristiano Ronaldo, como queriendo no hacerse daño. Así fue. Más sustancia que picante. Un buen partido, un mal derbi.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba