SPORTYOU

Archivo
23 de septiembre de 2019 23/09/19

Opinión

Opinión

Un buen negocio… para Ricky


  • 28 de agosto
    de 2009
  • Daniel Cana

A falta de que en el próximo Consejo de Administración del Joventut de Badalona, Jordi Villacampa y el resto de directivos lo aprueben y oficialicen, el traspaso de Ricky Rubio al Regal FC Barcelona está hecho. El proceso de negociación ha sido largo, y, por mucho que hablemos de un chaval que apenas ha adquirido la mayoría de edad, ha supuesto un cierto desgaste en la imagen pública del jugador.

Por partes. Los tres actores implicados (obviamos en esta ocasión a los Minnesotta Timberwolves, propietarios de los derechos de Ricky en la NBA, y que prácticamente aún ni se creen la noticia ni las cifras, dado que en la NBA no hay casi nunca traspasos basados en transacciones económicas, como mucho 500.000 dólares) pueden considerarse satisfechos, aunque con luces y sombras: Cada parte paga por lo errado y recibe por lo merecido, Antoni Daimiel dixit.

1. Ricky. Consigue quedarse en Barcelona/Cataluña saliendo del Joventut, tal y como deseaba por razones familiares (de momento, no hay franquicia NBA en El Masnou). Incrementa sus ingresos anuales, jugará la Euroliga, con lo que multiplica exponencialmente su ya elevada visibilidad en el escaparate baloncestístico y se asegura una salida hacia la NBA ordenada y asequible económicamente pese a firmar un contrato de cinco o seis años. Nota de su examen veraniego: 8 sobre 10. No llega al sobresaliente por su mencionado empeño, comprensible pero quizá infantil, en declarar públicamente su idea de jugar en Barcelona… tras plantearse ir a Sacramento, California.

2. Joventut / Jordi Villacampa. No ingresa la cláusula del jugador, cifrada en 5,7 millones de euros, pero obtiene casi 4 por un chaval de 18 años que cobraba 70.000 € y había decidido marcharse sí o sí. Pierden a un jugador estupendo, pero que al jugar en casa no les daba la proyección mediática que tendrá en cualquier otro sitio. Así es el deporte profesional en la actualidad. Nota para ellos: 7 sobre 10, ya que tendrán que realizar ingeniería financiera para que Hacienda no se quede con todo el dinero.

3. Regal FC Barcelona. Gasta una fortuna (para las cifras que se mueven en el basket porque, lamentablemente, si comparamos vemos que es el coste del futbolista Maxwell, una minucia, casi) por un niño, muy bueno, pero que en el mejor de los casos estará allí tres temporadas, con lo que sólo un título de Euroliga podrá justificar tal inversión. A nivel estrictamente deportivo, cierra una plantilla muy buena aunque no la mejor de Europa (Olympiakos, Real Madrid) si Morris y Lorbek, ambos procedentes del CSKA Moscú cumplen las expectativas. Con Ricky se pueden permitir liberar a Lakovic al puesto de escolta tirador y rotar con Navarro, aunque el esloveno y Víctor Sada han demostrado este año que se puede ir a cualquier batalla con ellos como bases. Obtienen a un playmaker puro e imaginativo, vuelven al foco de vivero NBA (Pau, Marc, Navarro, Ilyasova, Andersen) y, por mucho que Laporta disimule, ganan una batalla al Real Madrid y a Florentino en la interminable batalla de fichajes y sus consecuentes repercusiones con la que nos han martirizado este largo verano. Nota, 6 sobre 10. Me sigue pareciendo mucho dinero.

Mientras todo lo anterior ocurre, Ricky se perfila como base titular de Scariolo en la selección que prepara el inicio del inminente Eurobasket de Polonia y comenta en su twitter lo bien que lo pasa con los compañeros y, en los días libres, en la piscina con sus amigos. Al fin y al cabo, es un adolescente en un caluroso mes de agosto en España.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba