Archivo
19 de octubre de 2018 19/10/18

Opinión

Opinión

Triunfos de tronío, victorias de prestigio


  • 26 de abril
    de 2018
  • Paco Navacerrada

Tres victorias consecutivas del Real Madrid. Tres triunfos que son realmente seis. Miradas de esta forma: Tres victorias a domicilio en esta UEFA Champions League. París Saint Germain (primera derrota esta temporada), Juventus (primera derrota en los últimos setenta y cuatro encuentros) y, ahora, Bayern Múnich (primera derrota de la temporada). Triunfos de tronío, victorias que dan prestigio. Pero no queda ahí la cosa. También tres victorias consecutivas en otras tantas visitas al Allianz Arena. Las tres últimas visitas. 0-4, 1-2 y 1-2. Impresionante. Sobre todo si se miran los precedentes.

Porque hubo un tiempo que viajar a Múnich no era tan gratificante para el madridismo como lo es ahora. El Bayern, hasta hace bien poco, era la ‘bestia negra’ del Real Madrid. Cada visita a Múnich se saldaba con derrota. Las seis primeras visitas se zanjaron con derrota: 2-0, 4-1, 3-2, 4-1, 2-1 y 2-1. A la séptima, empate a un gol. Pero la octava y la novena visita, más derrotas: sendos 2-1. Hasta que llegó 2014.

Ese año, en cuartos de final, el aire cambió de sentido y comenzó a soplar a favor del Real Madrid. El inolvidable 0-4, con los dos goles de Cristiano y los dos goles de Sergio Ramos, conquistó el campo del Bayern y desterró para siempre la leyenda negra que el conjunto alemán había escrito durante casi cuarenta años. Ahora, el Real Madrid va a Múnich y consigue victorias.

Victorias que valen Champions. El Madrid ha logrado el mismo resultado que la temporada pasada. En menos de una semana sabremos si el conjunto de Zidane -por cierto, fantástico Zidane en el partido-, juega la final de la Champions por tercera vez consecutiva. Lo que sería una un hito que no se consigue desde la década de los 70, cuando el Bayern, precisamente, llegó y ganó tres finales consecutivas.

El Madrid de la Champions parece otro. Es un equipo completamente diferente al de la Liga. Y es una pena. Porque esta concentración que muestran los futbolistas en estos encuentros, podrían haberla mostrado en los partidos de Liga. Porque en otra ocasión hablaremos de la relación del Madrid y la Liga. Y es que el Madrid siempre ha sido un equipo muy de Liga; mucho más que de Champions.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba