Archivo
15 de diciembre de 2018 15/12/18

Opinión

Opinión

Tras el desastre, el Madrid también vuelve


  • 27 de septiembre
    de 2018
  • Paco Navacerrada

No es la primera vez, ni tampoco será la última. El Real Madrid ha perdido muchos partidos a lo largo de su centenaria historia. Que no se crea nadie ahora que lo de Sevilla ha sido como un oasis en el desierto, algo que se produce una vez cada tropecientos años. No. Sin irnos muy lejos, baste remontarse a la temporada pasada. O incluso a esta, a la Supercopa de Europa, que sin ser el desastre del Sánchez Pizjuán, dos errores infantiles y groseros echaron por la borda todo el trabajo realizado durante el partido.

No. No es la primera vez. Y el Sánchez Pizjuán, además, es un campo en el que últimamente el Madrid entra con tembleque en las piernas. Incomprensible, pero así es. Porque el partido del miércoles me recordó mucho a aquel de noviembre de 2003, cuando el Madrid se presentó en Sevilla y, como el miércoles, también en media hora iba perdiendo por 3-0. Aquel día, Carlos Queiroz se quedó sin crédito y el Madrid sin títulos. Ojalá que esta temporada no ocurra lo mismo. Julen Lopetegui, por lo menos, cuenta con una plantilla mucho mejor y más larga de la que dispuso Queiroz.

Y no es la primera vez. Y, por supuesto, tampoco será la última. Casi siempre es fuera de casa, donde los aficionados blancos son minoría. En el Bernabéu también se producen, pero son las menos de las veces. Ya veréis este sábado cómo sale el equipo ante el Atlético de Madrid. Porque, normalmente, después de un ridículo de estos, el Madrid siempre ofrece una cara diferente.

Lo malo de esto es que ya no hay un Santiago Bernabéu que motive a los futbolistas. En días como hoy, se recurre al anecdotario de don Santiago y ahí aparece una frase que viene de perlas: “La camiseta del Madrid se puede manchar de barro, de sudor e, incluso, de sangre, pero nunca de vergüenza“. Seguramente, el mejor presidente del Real Madrid de todos los tiempos concluyera esto después de uno de esos partidos en el que los futbolistas defraudan y decepcionan a los que más creen en ellos. También es verdad que eran otros tiempos. En el fútbol moderno no hay lugar para las ‘santiaguinas’.

Pero que nadie se alarme. De momento. Tras el desastre, el Real Madrid siempre vuelve. No hay que sobresaltarse. Durante la temporada, el Madrid tiene uno, dos o tres partidos como el del Pizjuán. Porque el Madrid, cuando pierde, pierde como nadie lo hace. No hay ningún equipo en el mundo que pierda como pierde el Madrid. Y menos mal que el FC Barcelona cayó contra el CD Leganés, y eso mitigó algo el ruido. Veremos, no obstante, la capacidad de reacción de este equipo el sábado en el derbi, en el Bernabéu, y con una afición con las uñas afiladas. Pero el Madrid vuelve. Siempre. ¿Cuántas veces lo han querido enterrar? Cientos. Miles. Y siempre ha regresado. Cual Ave Fénix. Ahora no va a ser menos.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba