SPORTYOU

Archivo
23 de octubre de 2019 23/10/19

Champions League

El Tottenham es más que Harry Kane

Mauricio Pochettino ha situado al equipo londinense entre los mejores de Inglaterra, gracias a un proyecto estable que se pone a prueba en el Santiago Bernabéu


17 de octubre de 2017 David de la Peña - Sportyou

Mauricio Pochettino llegó al Tottenham en el verano de 2014, e indiscutiblemente su aterrizaje en White Hart Lane significó una evolución que ha situado al equipo londinense entre los mejores del fútbol inglés. En los dos últimos años se ha quedado a las puertas de la gloria, pero fue el único capaz de aguantarle el pulso, primero, al Leicester City de Claudio Ranieri, y después, al Chelsea de Antonio Conte, los últimos campeones de la Premier League.

Los Spurs tuvieron en sus filas cracks de primer nivel en la época reciente -Gareth Bale y Luka Modric son los casos más evidentes- pero nunca lograron una estabilidad colectiva como la que el argentino asentó tras llegar procedente del Southampton. Pochettino definió su Tottenham bajo dos pilares: su proyecto iba a estar enfocado a crear buenos escenarios a través de la pelota, lo que chocó en cierta manera con una Premier League que antes de los éxitos de Ranieri y Conte mantenía ritmos de juego altísimos, y la confianza en jugadores jóvenes que bajo su batuta se han convertido en nombres de primer nivel, como Harry Kane, Dele Alli o Christian Eriksen.

Harry Kane, el goleador

Harry Kane es sin duda el jugador más importante del Tottenham desde el punto de vista de la resolución. Sus números no mienten: 81 goles en los últimos 110 partidos que ha disputado en la Premier League, siendo absoluta referencia ofensiva del cuadro Spur. Capaz de salir del área para darle continuidad al juego, sin duda su gran virtud es la finalización. Kane acaba con la derecha, con la izquierda, con la cabeza, desde dentro del área o desde larga distancia. La principal amenaza para el Real Madrid es el delantero titular de la selección inglesa, porque es quien menos necesita que el Tottenham juegue bien para encontrar portería.

Eriksen, la brújula

Si Kane es el jugador más importante desde el punto de vista goleador, Eriksen lo es sin duda desde la elaboración, más con la ya prolongada ausencia de Moussa Dembelé. Pochettino varía entre un 4-2-3-1 y un 5-3-2, pero en ambos casos el danés, bien arranque desde la línea de tres cuartos, bien juegue más cerca de un mediocentro -donde le vemos con regularidad sin el belga- Eriksen marca el ritmo del equipo. Pochettino diseña un sistema de mucha movilidad para todos sus futbolistas, y ahí el ex del Ajax es el socio de todos. A esa soltura que ofrece en la circulación, se suma una capacidad fantástica para asistir o disparar a puerta gracias a su finísimo golpeo.

El Santiago Bernebéu condicionará

Una de las principales dudas para el partido del Santiago Bernabéu será comprobar si la habitual buena y armoniosa presión de los Spurs puede llevarse a cabo frente a un equipo con jugadores de sobra capaces para desactivarla. Sergio Ramos, Marcelo, Toni Kroos y Luka Modric salen con mucha facilidad de situaciones complicadas, de modo que el Tottenham puede quedar bastante desnatuarlizado frente a un rival que es indiscutiblemente superior. La llegada de Davinson Sánchez añade velocidad a una defensa que presumiblemente en el Bernabéu tendrá que proteger espacios abiertos si Pochettino decide salir a morder los primeros pases blancos.

Sin Dele Alli

Dele Alli tiene aún que cumplir un partido de sanción, lo que evidentemente resulta una baja delicada, más por el estatus del futbolista que por su rendimiento actual. El internacional inglés es sin duda uno de los jugadores claves del equipo, pero no ha empezado bien el curso y la duda es ver quién ocupa su lugar. Son Heung-Min es la apuesta habitual, pero no sería de extrañar que Sissoko juegue en medio campo junto a Dier y Winks (o Dembélé si llega al encuentro), y Eriksen queda como acompañante de Kane para lanzar a éste.

Lloris y Davinson Sánchez, debilidades

Davinson Sánchez añade velocidad, pero también cierto caos a la defensa del Tottenham. Hugo Lloris, por su parte, es capaz de dejar grandes intervenciones, pero también fallos clamorosos. Ambos pueden ser las dos “fugas” del Tottenham ante uno de los rivales que más castigan en este momento este tipo de circunstancias. Vertonghen, Alderwireld y Dier -presumiblemente todos titulares- sí están más capacitados, en principio, para rendir en la máxima exigencia.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba