Archivo
25 de mayo de 2018 25/05/18

Champions League

El Tottenham se doctora en la Champions League

Los de Pochettino empatan frente a la Juventus en Turín (2-2), tras recibir dos goles en los ocho primeros minutos. Higuaín, que hizo dos tantos, falló un penalti para el 3-1


13 de febrero de 2018 - Sportyou

El Tottenham ha sacado un empate en su visita a la Juventus (2-2), lo que sin duda puede considerarse un gran resultado, además de por llevarse a Londres una igualada con goles, porque el equipo de Pochettino demostró una enorme personalidad al levantar un 2-0 de un campo durísimo.

El encuentro arrancó como un disparo. La Juventus se aprovechó de la bisoñez del Tottenham -inexperto en esta fase del torneo- y golpeó dos veces en ocho minutos. En el minuto 1, Pjanic puso una falta templada en la frontal del área, que Higuaín -que estaba en ligero fuera de juego- mandó a la red con un golpeo cruzado de volea realmente estético. El tanto espoleó a la Juve, que siguió presionando muy arriba e intimidando al cuadro inglés.

En el minuto 8, los de Allegri lograron el 2-0. Fue un claro penalti de Davies sobre Bernardeschi, que el colegiado no dudó en señalar. Higuaín no falló, y anotó el segundo de su cuenta superando a Lloris con un remate ajustado, que el francés no pudo sacar a pesar de rozar. Todo parecía muy de cara para la Vecchia Signora, que sin embargo, desde ese momento, fue ampliamente superada por los Spurs.

Allegri eligió un 4-3-3 con -y esto fue una gran sorpresa- Douglas Costa como interior izquierdo. El brasileño es un extremo dinámico y desequilibrante, y la sensación es que el técnico toscano le pidió presionar en el carril central. El ex del Bayern lo hizo, pero quizás con demasiado ímpetu, y Dembélé y Eriksen lo aprovecharon para meter al Tottenham en campo rival con su fantástico juego entre líneas.

Hasta dos veces avisó Harry Kane -Buffon estuvo muy acertado- antes de poner el 2-1 con el que se llegaría al descanso. Fue un gran servicio de Dele Alli tras una recuperación de éste en campo rival, que el ariete inglés aprovechó para regatear a Buffon y marcar a puerta vacía. El Tottenham siguió apretando, pero aún así la Juve pudo ampliar la renta, de nuevo por la falta de experiencia del equipo inglés.

Se estaba a punto de llegar al descanso cuando Douglas Costa hizo una maravillosa jugada, se coló en el área rival y recibió una fuerte patada de Aurier, de nuevo decretada como penalti. Higuaín de nuevo asumió la responsabilidad del lanzamiento, pero esta vez eligió un golpeo potente por el centro que se estrelló en el larguero.

En el segundo tiempo, el guión de partido fue similar, pero la Juve comenzó desplegarse con algo más de regularidad, y de hecho en el minuto 56, Bernardeschi, con un gran remate al palo largo, puso en apuros a Lloris, que sacó una gran mano. Sin embargo, sería el equipo londinense el que golpearía, para poner el 2-2, fruto de su constante dominio.

Fue una falta en la frontal del área cometida sobre Dele Alli, que Eriksen ejecutó, no tan bien como suele ser habitual. Es cierto que le pegó abajo, con intención, pero era el palo que defendía Buffon, que estuvo demasiado lento a la hora de reaccionar y no pudo evitar el empate. El gol descolocó a la Juve, que comenzó a cometer muchos errores, aunque el Tottenham, que siguió apretando, no logró completar la remontada y todo queda abierto para la vuelta, con ligera ventaja para el equipo inglés.

 

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba