Archivo
18 de noviembre de 2018 18/11/18

Fútbol

Las lecciones que aprendió Torres de Benítez y Aragonés

El delantero del Atlético recuerda cómo le enseñaron a no crecerse por los elogios y lo que supuso para su carrera profesional


24 de febrero de 2018 - Sportyou

Fernando Torres y el filósofo José Antonio Marina han sido reunidos por ‘Papel’, de El Mundo, para charlar sobre fútbol y filosofía, dos ámbitos que muchas veces están separados, pero que tantas otras se cruzan, de manera natural o absurdamente forzada.

En esa charla, el delantero rojiblanco recuerda a los entrenadores que más le han marcado y de las enseñanzas que tuvo de cada uno. En concreto se refiere a dos: Rafa Benítez, su técnico en el Liverpool y el Chelsea, y Luis Aragonés, en el Atlético y en la Selección. En ambos casos destaca cómo le bajaron los humos y le enseñaron a considerar en su justa medida los elogios.

Sobre el hoy entrenador del Newcastle, recuerda una anécdota muy elocuente al respecto. “Recuerdo en mi época con Rafa Benítez, todo me iba fenomenal, acababa de marcar tres goles, todos me firmaron el balón. Todos me ponían: «Eres el mejor» o «enhorabuena». Cosas así. Lo que Benítez me puso en el balón fue: «Hoy has perdido ocho balones». Era la forma que él tenía de que mejorara”.

En cuanto al ‘Sabio’ de Hortaleza, rememora lo duro que fue con él en sus inicios y cómo eso le hizo crecer en el momento cumbre de su carrera internacional: el gol de la final de la Eurocopa de 2008. “Luis a mí me lo hizo pasar fatal, me exigía muchísimo, me hacía estar en el banquillo, quedarme solo a entrenar… Tú en ese momento piensas: «Este tío me quiere machacar, me quiere hacer daño». Y con el tiempo te das cuenta de lo importante que fue. Nos volvimos a encontrar unos años después, íbamos a jugar la final de la Eurocopa y me cogió solo en un pasillo, me puso contra la pared y me dijo: «Hoy es nuestro momento, usted va a meter un gol y vamos a ser campeones de Europa». Ahí vuelves atrás y te acuerdas de cuando te dejaba 30 minutos solo controlando el balón, o tirando a una portería… Te acuerdas de esa persona que cree en ti en el momento más importante y te dice que tienes que ser tú”, recuerda el aún hoy jugador del Atlético.

Además, también rememora una de esas lapidarias frases que solía decir el ex seleccionador: “Luis Aragonés tenía otra frase que era: «Niño, cuanto más gane, cuanto más alto le construyan el pedestal, la caída más fuerte es… Cuando esté arriba recuerde que estuvo abajo. Pies en el suelo»”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba