SPORTYOU

Archivo
15 de julio de 2019 15/07/19

Opinión

Opinión

Torrente de contradicciones


  • 15 de junio
    de 2013
  • Iñaki Cano Martínez

Finales de la NBA entre San Antonio Spurs y Miami Heat

Cuatro partidos y cuatro tipo de sensaciones. Si visionas cada uno de los asaltos por separado, descubres que las historias casi no tiene relación. Como si fueran universos paralelos dentro de una gran inmensidad. Cuatro realidades iguales pero con distinto fondo que terminan en el mismo sitio.

Estas Finales vuelven al punto de partida: los Heat son favoritos. Para llegar a esto, se han vivido tantas cosas que hemos dado la vuelta a la corriente narrativa. Como cuando alcanzas la última pantalla de un videojuego y ya sólo te queda reiniciar la aventura sabiendo todos los trucos. Los Spurs han mostrado y puesto en práctica todo su potencial. Los Heat han dejado claro cuáles son sus virtudes. Sus defectos han sido remarcados. Como los de la gente de Popovich. Confieso que he vivido demasiado. Y, encima, estamos en el principio.

El domingo será una noche especial porque puede significar que esto se acaba o se alarga. Los de San Antonio estarán, en teoría, con todos en perfectas condiciones. En teoría porque, por un lado creo en las recuperaciones y por otro, en las sensaciones. Miedo o inconsciencia. No se puede dar más que el 100%. Sólo los Heat hacen trampas en ese aspecto. Pueden ser más que que nadie. Que Wade, Bosh y Lebron hagan su cometido al mismo tiempo no debería ser noticia. De estos tres, el único que hace lo que debe cada noche es Lebron. Los otros dos llevan desaparecidos todo el curso. Siempre a la sombra del MVP, viviendo tranquilos porque él lo hace todo. Pero ahora la película requiere de más actores. Es su momento. Ganar el quinto es ‘golpe de gracia’.

Si ahora hacemos una encuesta, la serie se va al séptimo porque damos por supuesto que los Spurs ganan el domingo. Han descansado lo necesario y Parker estará recuperado. Suponemos. Tomando café esta mañana con un compañero, “discutíamos” sobre la capacidad de los Heat de dejar cerrado esto el próximo martes. Por un lado, la lógica nos ayuda a defender esto. Por otro, y con un déficit de sueño bastante importante, no me apetece que esto vaya rápido. Quiero jaleo, quiero luces naranjas de farolas encendidas que se ven desde mi ventana, quiero calor por la televisión y en la calle, ver los partidos sabiendo que esto es verano y que la emoción es nuestra. Las Finales de la NBA representan para mí el final y el principio. Como el desarrollo de la serie, ya empezamos, hemos vivido y estamos como al principio.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba