SPORTYOU

Archivo
6 de diciembre de 2021 6/12/21

Fútbol Americano

Tom Brady, la futura leyenda más odiada de la historia

El quarterback de New England Patriots atesora títulos, récords y 'haters'. Nunca antes un deportista había tenido a tanta gente deseando su fracaso


4 de febrero de 2017 Antonio Gil - Sportyou

El próximo domingo sólo habrá dos clases de fans de la NFL: los seguidores de Atlanta Falcons y los que quieren que pierda Tom Brady (lo siento por los aficionados de New England Patriots, pero no cuentan). El quarterback aspira a lograr su quinto anillo de campeón, su camiseta es la más vendida de la Liga, es mediático, guapo y está casado con la modelo Gisele Bundchen. Y todo esto con 39 años, es decir, como diría mi padre, “con más de media vida por delante, porque yo pienso dar guerra hasta los cien”. Ya lo comentó en su momento Rex Ryan, entrenador de New York Jets durante la época más reciente de máxima rivalidad entre ambos equipos, “¿cómo no te va a caer mal Tom Brady?”.

Con semejante tarjeta de presentación, es imposible que el mariscal de campo de los Patriots no tenga hordas de haters esperando que caiga. Aún tengo grabado en mi memoria cuando los fans de New York Giants celebraban la victoria de su equipo sobre New England en la Super Bowl de 2012, llenando la mítica Times Square al grito de “Fuck Tom Brady!”. No animaban a su equipo. No celebraban el éxito de los Giants. No. Se jactaban del fracaso del bueno de Tom. Perdón, del fracaso de Tom. El hecho de que sea amigo íntimo del presidente Donald Trump, otro de los personajes más odiados del país de las barras y estrellas, no hace más que echar un poco más de carbón a la hoguera en la que no pocos quieren quemar al mayor robo de la historia del Draft de la NFL, elegido en el puesto #199 en el año 2000.

Y a todo esto, Tom Brady sonríe, muy al estilo “dientes, que es lo que les jode”. Todos sus récords, que no voy ni siquiera a mencionar para no pinchar más a los detractores, están incluso en un segundo plano. ¿Qué más da? Total, levantarse cada mañana sabiendo que millones de personas te odian no puede ser más que porque algo, mejor dicho, mucho, estarás haciendo bien. Gane o no la Super Bowl contra los Atlanta Falcons, todo va a seguir igual, con un título más o un título menos en su estantería.

Temas relacionados: ,
Volver arriba