SPORTYOU

Archivo
18 de julio de 2019 18/07/19

General

Tiger: “Su creatividad en un campo nunca podrá ser superada”

Desde que se conoció la noticia de su muerte han sido numerosos los comentarios de deportistas que han querido mostrar su pésame por la muerte de Severiano Ballesteros. Uno de los más significativos es el de Tiger Woods, uno de los mejores golfistas de los últimos años: “Estoy profundamente entristecido tras conocer el fallecimiento de […]


7 de mayo de 2011 - Sportyou

Desde que se conoció la noticia de su muerte han sido numerosos los comentarios de deportistas que han querido mostrar su pésame por la muerte de Severiano Ballesteros. Uno de los más significativos es el de Tiger Woods, uno de los mejores golfistas de los últimos años: “Estoy profundamente entristecido tras conocer el fallecimiento de ‘Seve’ Ballesteros, siempre pasé momentos divertidos con él en la ‘Cena de los Campeones’ del Masters. Es uno de los golfistas de más talento que jamás ha habido en el golf. Su creatividad e inventiva en un campo nunca podrán ser superados. Su muerte viene demasiado pronto”, indicó en su twitter.

José María Olazábal, uno de sus mejores amigos en el mundo del golf, no pudo contener las lágrimas en el Open de España de golf: “Mi relación con Seve empezó en 1983 o en 1984. Yo era aún ‘amateur’ y me llamó para jugar un partido benéfico con él. Fue algo que me honró, de lo que siempre le he estado agradecido por haberme dado entonces la oportunidad de jugar a su lado. Lo que más destacaría de su personalidad es su fuerza, su pasión por todo lo que hacia; su espíritu de lucha y, cómo no, una pasión ilimitada por el golf”. Y añadió: “Todos los homenajes que se rindan a Seve serán insuficientes”.

Miguel Ángel Jiménez también le dedicó unas palabras: “El primer recuerdo que tengo de él es cuando yo tenía 15 años y era caddie en el campo de Torrequebrada. Era el Open de España y él estaba en lo más alto de su carrera. En ese momento ya me di cuenta de su personalidad y su carisma era tal que levantaba verdaderas pasiones. Otro de mis recuerdos se remonta a 1993 cuando gané el Open de Bélgica. Yo no hablaba ni francés ni inglés ni nada y le pedí que me hiciese de traductor. Se puso a mi lado y me comentó ‘di lo que te de la gana; has ganado y eres el amo aquí, así que todo lo que digas quedará bien'”.

“Otro de los grandes momentos que nunca he podido olvidar fue cuando fui su asistente en la Ryder Cup de 1997, en la que él era el capitán de Europa. Pasamos una semana muy tensa, muy dura, pero también muy especial porque en sus ojos brillaba la ilusión por ver uno de sus sueños y uno de sus objetivos cumplidos. Su pasión por la Ryder Cup era única”, concluyó Jiménez.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba