SPORTYOU

Archivo
7 de diciembre de 2019 7/12/19

Opinión

Opinión

Thiago Silva


  • 03 de julio
    de 2013
  • Manolo Oliveros
Tito Vilanova ya le quería el verano pasado. Tito quería, el Milan estaba dispuesto a vender y el jugador jugar en el Barça. Se daban todos los condicionantes para que la ecuación se completara, y, sin embargo, no se hizo. Un año después Tito sigue queriendo. Al jugador no le importaría, pero el club que tiene sus derechos, el PSG, por los que pagó 42 millones al Milan, no le quiere vender. Dicho lo cual, para desencallar la situación el Barça deberá pagar en teoría más. El jugador tendrá también un año más y aunque no se le pasa el arroz en septiembre cumplirá 29.
El club está dispuesto a asumir cualquier inversión, todo lo que esté dentro de las peticiones de los técnicos. Pero, convendrán conmigo que se mueven con mucho retraso. El año pasado la ecuación se solucionaba a la primera. Este año habrá que despejar una incógnita, que es convencer al jeque Nasser-Al-Khelaifi, quien dijo el día de la presentación de Laurent Blanc, que tanto Thiago Silva como Zlatan Ibrahimovic no se movían de París. Y más ahora que al PSG el R. Madrid le ha “robado” a Carlo Ancelotti. Complicada operación.
Las buenas artes de Rosell con los brasileños y además con Qatar, o los guiños de Neymar y Dani Alves hacia Thiago Silva, no sé si serán suficientes para hacer cambiar de opinión al jeque. Thiago también puede poner de su parte. Veremos.
Y si llegase Thiago Silva, echaría hacia un costado a Puyol o a Mascherano o empujaría a Bartra a una cesión. Pero es que Thiago Silva es mucho Thiago Silva. Aún se están arrepintiendo por no traerlo en el verano de 2012 y de haber apostado por Alex Song.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba