SPORTYOU

Archivo
4 de septiembre de 2020 4/09/20

Opinión

Opinión

Tener y no tener


  • 24 de julio
    de 2014
  • Ignacio de La Mata

Madrid y Barcelona se van de compras como si jugaran en bolsa, comprando valores y dinero, y luego está el mercado de abastos, donde el que anima la cosa es el Atlético. A su manera, claro. Lo suyo no es el marketing ni generar buenas noticias. Los aficionados rojiblancos pueden terminar llorando cada vez que leen un titular. Menos mal que a veces es de risa. Si lo de Manquillo no hay quién lo entienda (¿A quién se le ocurren esta cosas? ¿Es que ya no se respeta ni la cantera?), lo de Tiago ha sido grotesco. Un fichaje más por esperpento que sea presentarle. Se ahorra una rueda de prensa el presidente, con lo que le gustan, pero que alguien nos lo explique cuando al jugador ya se le estaba poniendo cara de Karanka. Con un aire de sospecha y vergüenza en el ambiente, vamos a pensar que el que sale ganando es Simeone, que debe ser el más leal de los implicados en el asunto.

La llegada Tiago, cuando hace 21 días podría haber sido una feliz y merecida renovación, no es ahora una buena noticia. Su vuelta, además, puede implicar más salidas, como la de Mario o Saúl. Serían demasiadas ausencias, demasiada falta de planificación a menos de un mes del primer título. Después de vender tres jugadores por 69 millones se han invertido 36 en dos, y las opciones de concentrar los fichajes arriba y en banda, donde el equipo está cojo, ya están limitadas. Insuficiente balance en la alegría de una afición que siente que se queda sin equipo y empieza a pensar en eso de que “siempre nos quedará el Cholo”. Algo tendrán que hacer los de arriba para recuperar la ilusión y demostrar el respeto que merece el campeón de Liga. A ver si tienen lo que hay que tener y no me refiero sólo al dinero. Esperemos que no confundan el ingenio con el sentimiento, como han hecho antes y como a veces confunden las matemáticas. Porque no sólo se han ido cuatro, Cerezo dixit, se han ido nueve, sin contar Óliver. Así no hay desmantelamiento, claro, pero con esas cuentas, el Atlético se puede ir a Segunda.

Volver arriba