SPORTYOU

Archivo
17 de septiembre de 2019 17/09/19

Fútbol Americano

Épico triunfo de New England

Logró su quinta SuperBowl al derrotar a los Falcons (34-28) en la prórroga con un 31-0 de parcial final


6 de febrero de 2017 Bruno Cabras - Sportyou

New England Patriots logró su quinta SuperBowl al endosarle un 31-0 a Atlanta Falcons entre los dos últimos cuartos y la prórroga para terminar ganando la edición LI por 34-28.

Se esperaba un partido con una anotación alta y lo que se vio en el primer cuarto fue el dominio de las defensas sobre los ataque, tanto en New England como en los Falcons, hasta el punto de que se consumó este primer tramo sin ningún tipo de anotación. Increíble pero cierto. Brady no encontraba el modo de conectar con sus receptores e incluso fue sometido a un par de sack.

La amenaza de los Falcons se hizo más visible en el segundo cuarto. En su primer ataque logró el touchdown por medio de Freeman y ahí comenzó el desmoronamiento de Brady y sus chicos. El segundo ‘touchdown’ llegó enseguida por medio de Hooper y el tercero en un balón interceptado por Alford para poner el 0-21.

Un resultado que no entraba en el guión de los seguidores más apasionados de los Falcons. Una paliza en toda regla merecida. Y todo en un cuarto. Solo los tres puntos de una transformación evitaron una mayor brecha. Así, con 3-21 se llegó al descanso.

Tras el receso, New Englad tenía la obligación de dar un golpe encima de la mesa. Y no lo hizo. Al contrario, vio como recibía un nuevo touchdown para poner un escandaloso 3-28. Los Falcons no levantaron el pie del acelerador y pese a conceder un touchdown entraron en el último cuarto con un claro 9-28.

Quedaba el paseíto. Y ahí los Falcons dieron vida a su rival de manera incomprensible. Una tranformación más un touchdown, con un adicional de dos puntos situaron el marcador en 20-28. No se detuvo New England y logró empatar el partido en el último minuto del partido. El equipo de Brady había igualado la desventaja con un 25-0 que llevó el partido a la prórroga.

Increíble pero cierto. La SuperBowl se decidiría por primera vez en su historia en el tiempo extra. Y aquí llegó el extasis para New England al anotar el touchdown definitivo en la primera jugada para rubricar un partido épico con un 31-0 a favor de los campeones.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba