SPORTYOU

Archivo
15 de octubre de 2019 15/10/19

Opinión

Opinión

Sub 21: de llamar a derribar la puerta


  • 28 de junio
    de 2017
  • Ricardo Rosety

Da gusto ver jugar a la Sub-21. De hecho, ya parece hasta raro ver a Saúl liderar un equipo en el que es mucho más veterano de lo que en realidad dice su DNI. Parece un regalo que el propio Saúl, Asensio, Bellerín, Deulofeu o Denis Suárez estén en una selección que se les queda pequeña. Están más cerca de ser estrellas que futbolistas con proyección que suelen pisar este tipo de torneos. Todos tienen su recorrido, y el nivel de exigencia para estar en una convocatoria así ha subido hasta límites poco imaginables hace una década.

No hace mucho, la selección Sub-20 se proclamó Campeona del Mundo en Nigeria. Fue en 1999, y ese título abrió en el fútbol español un curioso debate sobre el talento de aquel ´desconocido´ grupo de futbolistas a ojos de la Liga Española, ya fuera de Primera o de Segunda División. Es cierto que no estamos hablando del mismo equipo ni el mismo torneo, pero en aquella selección estaban Aranzubía, Casillas, Marchena, Orbaiz, Barkero, Xavi, Pablo Couñago, Gabri, Varela, Rubén… Alguno se ha convertido en leyenda de la selección, otros han hecho carrera en Primera División y a alguno se le ha perdido la pista en el intento de triunfar. En el momento de conseguir el título ninguno jugaba en Primera. Una generación JASP, Joven Aunque Sobradamente Preparada, que no encontraba sitio para reventar un tapón que se ha diluido a base de talento.

Lo que era una excepción se convirtió en costumbre. Los títulos comenzaron a llegar hasta el punto de que alguno de los que levantaron ese título en Nigeria lo hicieron en Sudáfrica. A la Sub-21 le llegó una generación con De Gea, Isco, Koke, Illarramendi, Morata o Thiago que también deslumbró en la Eurocopa de la categoría pero que le ha costado llegar a la absoluta. Ya tenían recorrido en Primera pero su confirmación ha tardado más de lo esperado. Si aquella selección prometía, la de ahora llega derribando puertas a una velocidad de vértigo.

No sólo juegan habitualmente en la Liga, sino que ya son estrellas del campeonato. Asensio es el futuro más presente, Kepa ya sabe lo que es la portería de San Mamés, Bellerín y Deulofeu pueden ser los fichajes del Barcelona de este verano, Ceballos puede recalar en el Madrid, Sandro está en la agenda del Real Madrid… Y la guinda es Saúl. Tiene galones de capitán porque en el Atlético de Simeone se los ha ganado a pulso. Ya no hay debates sobre su sitio en Primera División. Ahora, y desde la Sub-21, el debate es cuántos de estos jugadores de presente futuro estarán en la lista de Lopetegui para el Mundial de Rusia. Ganen o no ganen el torneo. Es la diferencia de llamar a la puerta y presentarse a derribarla sin pedir permiso.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba