SPORTYOU

Archivo
8 de abril de 2020 8/04/20

Baloncesto

Messina gana a Pesic y el Madrid se planta en la final de la Copa

Segundo año de Ettore Messina al frente del Real Madrid y segunda final consecutiva de Copa del Rey. El partido fue como le gusta al técnico italiano en esta clase de choques, duro, lento y con el factor defensa como el más determinante. Al frente tenía a otro estratega nato, Stevislav Pesic, al que también le […]


12 de febrero de 2011 Jordi Casamayor - Sportyou

Segundo año de Ettore Messina al frente del Real Madrid y segunda final consecutiva de Copa del Rey. El partido fue como le gusta al técnico italiano en esta clase de choques, duro, lento y con el factor defensa como el más determinante. Al frente tenía a otro estratega nato, Stevislav Pesic, al que también le gusta esta clase de partidos pero el Power Electronics Valencia demostró no tener toda la personalidad que ha de tener un equipo grande y campeón. Los valencianos estuvieron todo el partido por delante en el marcador pero en el último periodo el Madrid cogió la directa y el Valencia se hundió para acabar perdiendo 69-59. Lo más significativo de todo fue el parcial de 40-19 a favor del Madrid después de ir 13 puntos abajo en el marcador.

El partido empezó muy lento y con un juego nada vistoso. Las defensas dominaban la situación y el tanteo era paupérrimo. El Power Electronics Valencia estuvo excelente en la faceta defensiva y el Real Madrid no encontraba su sitio. A los cinco minutos se produjo un doble cambio que cambió la dinámica:MiroticSuárez por VelickovicReyes. Velickovic estuvo nefasto en la posición de alero y Suárez arregló la imagen del equipo, sobre todo en ataque. Las canastas iban muy caras y el periodo acabó con un 11-14 a favor del Power Electronics después de una excelente bandeja de Nando de Colo en el último suspiro.

El segundo periodo comenzó como el anterior, con el Madrid muy espeso. David Navarro, flamante fichaje ‘taronja’, estuvo muy valiente, hace tan sólo una semana estaba en la Adecco Oro y ahora estaba rompiendo la defensa del Madrid con buenas penetraciones. Los blancos no despertaban y en el rebote defensivo se mostraban muy descentrados consintiendo sin reparo segundas oportunidades a los pupilos de Pesic. Omar Cook estuvo inmenso con un gran triple y una buena conducción de balón en contraataque que acabó con canasta de Augustine. Seguidamente Prigioni se ganó una técnica por protestar y el Valencia se fue de siete (13-20). A partir de ahí Suárez se puso el equipo a las espaldas y consiguieron empatar (21-21) pero el despertar de Claver junto con Nando de ColoSavanovic, hizo que los valencianos se fueran al descanso con ventaja (27-35). Hasta entonces el partido fue muy brusco, con mucha tensión y con demasiadas pérdidas de balón para los dos equipos, 14 para cada uno. El Madrid estaba demasiado ansioso y nervioso, hecho que se evidenció en un tiempo muerto cuando Prigioni la emprendió contra el micro de Tve.

En la reanudación las cosas seguían sin mejorar para los blancos, incluso empeoró. Cinco puntos consecutivos del Valencia ponían el crítico 27-40 pero a partir de ahí la reacción blanca fue bestial. Messina sacó lo mejor de sus pupilos en defensa y gracias a los contraatques y a un gran Suárez se consiguió acabar el periodo 46-48, sólo dos abajo. Pesic estuvo muy acertado con la decisión de presión a toda la pista durante gran parte del partido, sobre todo porque su equipo está muy bien trabajado pero el acierto en ataque empezaba a menguar.

El último cuarto comenzó con un triple de Tucker que ponía por primera vez por delante a su equipo en el marcador. D’or Fischer acabó siendo el amo de la pintura y ningún pívot ‘taronja’ pudo con él. Con el 52-52 Mirotic transformó un triple providencial y a partir de ahí la serenidad del Valencia se esfumó y empezaron los nervios y las prisas que no son buenas consejeras. En ese momento el Madrid se adueñó del ‘tempo’ del partido y Sergio Rodriguez nos regaló momentos de magia con pases espectaculares. Mientras, Llull y D’or Fischer nos obsequiaron con la canasta del partido con un perfecto alley-hoop. Con el 59-54 a favor de los blancos, los hombres de Pesic lo fallaron todo en ataque y acabron cediendo por 69-59.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba