SPORTYOU

Archivo
20 de febrero de 2020 20/02/20

Opinión

Opinión

Spahija y su método triunfal


  • 19 de abril
    de 2010
  • Daniel Blanco

Con un carácter agrio pero con un potente espíritu ganador llegó Neven Spahija hace tres temporadas al mercado ACB. Casi 36 meses después ya ha ganado una Liga con el Tau y ayer la Eurocup con el Power Electronics Valencia, lo que ha colocado al conjunto levantino, de nuevo, en el escaparate internacional. Con una exhibición defensiva abrumadora, el Alba de Berlin se quedó sin argumentos. Tan sólo 44 puntos anotados por el conjunto germano en una final continental. Spahija ha sabido imprimir la defensa por encima de todo, siendo un auténtico obseso del tema. Para el croata, mejor 60 puntos recibidos que 90 anotados, mejor morir defendiendo que hacer florituras en ataque. En definitiva, antes anular al rival que explotar tus virtudes. Una filosofía con detractores, pero con muchos admiradores.

Seleccionador croata desde 2003 a 2005 (se enfrentó a España en el Europeo de Serbia, cayendo derrotada Croacia por una actuación muy parcial de los árbitros), no tuvo demasiada trascendencia internacional su paso por Lietuvos Ritas y por Maccabi. Eso sí, ganó las dos ligas domésticas, pero tuvo que ser en verano de 2007 cuando Neven Spahija diera el salto para el gran público.

Aquel verano, Josean Querejeta le captó para el Tau Vitoria. Tan terco estuvo el dirigente vasco en la contratación, como injusto en la salida del técnico. Spahija ganó la Liga ACB, consiguió el subcampeonato de Copa y metió al Tau en la Final Four de la Euroliga. La salida del equipo, tres días después de endosarle un 3-0 al Barça en la Final, le cogió de sorpresa. No en vano en la rueda de prensa el técnico no se cortó al lanzar un lacónico “que llegue otro y haga lo mismo que yo en un año”. Ivanovc consiguió la Copa al año siguiente pero perdió la Liga y no entró en Final Four. Este año ha fracasado en Copa y Euroliga y la ACB será difícil que la ganen.

Es para Spahija, esta Eurocup, una demostración importante para los que no creen en él. De todas formas tiene bastante con preocuparse de hacer su trabajo, ya arduo por lo general, y hacer que el Valencia siga escalando. Ya tienen el premio de la Euroliga el año que viene y tienen todas las opciones de estar en semifinales de ACB. Valencia vuelve a ser capital de basket. Ya era hora.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba