SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2020 6/07/20

Fútbol

Son Moix, el campo que ‘mató’ a Florentino

Dimitió en 2006 tras una derrota en Son Moix El campo que ‘mató’ a Florentino Fue un 26 de febrero de 2006. El Real Madrid acababa de perder 2-1 con el Mallorca en Son Moix. En el mismísimo palco, Florentino Pérez tomó la decisión que llevaba tiempo sopesando. Dimitía después de cinco años y ocho […]


5 de mayo de 2010 Sergio Barriocanal - Sportyou

Dimitió en 2006 tras una derrota en Son Moix

El campo que ‘mató’ a Florentino

Fue un 26 de febrero de 2006. El Real Madrid acababa de perder 2-1 con el Mallorca en Son Moix. En el mismísimo palco, Florentino Pérez tomó la decisión que llevaba tiempo sopesando. Dimitía después de cinco años y ocho meses en el cargo. A su lado, el entonces presidente de Baleares, Jaume Matas, le escuchó decir: “Hoy lo hemos perdido todo”. Sus más allegados ya sabían lo que estaba pensando, pero esa derrota lo adelantó. En Son Moix quedaba escrito el epitafio del Real Madrid de los galácticos. Fue una decisión que cogió por sorpresa a los futbolistas, que llevaban semanas enfrascados en polémicas internas como la de Ronaldo y Raúl. “El club necesita un revulsivo”, confesaba al día siguiente en su rueda de prensa de despedida en el Santiago Bernabéu. Se autoinculpaba de mimar demasiado a los futbolistas: “Algunos jugadores están confundidos y yo he participado en su confusión. Les he maleducado y se han confundido. La mejor manera de que lo entiendan es que otros hagan lo que yo no he sido capaz”. Desde entonces Florentino se alejó de los focos que permanentemente apuntan al Real Madrid, aunque dicen que nunca se fue del todo y que su sombra era alargada en la etapa de Fernando Martín e incluso en la de Ramón Calderón. Fue en esta última fase cuando el empresario decidió volver al rescate de un club al que, según él, veía perder prestigio, imagen y títulos.

Hoy volverá a sentarse en el palco donde murió su primera etapa. Florentino ya no mantiene la misma relación con los futbolistas que en su anterior etapa. Los ve lo menos posible. No les mima. Pero como si fuese un deja vú se repiten situaciones que pueden amargar el año de su retorno a la presidencia. El Mallorca puede provocar que el Real Madrid diga adiós definitivamente al título de Liga BBVA; en el banquillo balear está el mismo entrenador que en 2006; la apuesta ha vuelto a ser galáctica: Cristiano, Kaká, Benzemá, y hay serias dudas sobre el futuro del entrenador. Una derrota en Son Moix marcaría el futuro de Pellegrini y Florentino tendrá que volver a empezar otro proyecto.

Volver arriba