SPORTYOU

Archivo
5 de junio de 2020 5/06/20

Opinión

Opinión

Sólo puede quedar uno


  • 16 de junio
    de 2010
  • Iñaki Cano Martínez

En cuanto ha terminado el sexto partido de las Finales me he acordado de la película ‘Los Inmortales’. El eslogan de la película era algo así como “Sólo puede quedar uno”. Y es que no hay más tu tía. Un partido. El que gane será rey del universo NBA. Un anillo para dominarlos a todos (ya lo sé, llevo varias semanas muy cinéfilo pero era lo que el cuerpo me ha pedido)

La sexta entrega de esta superproducción no ha tenido apenas trama. Los Lakers ha arrasado y Doc Rivers, con buen criterio, no ha querido desgastar a la plantilla más de lo debido. Ha reservado a los soldados para la batalla final. Los Celtics se han visto superados por los de oro y púrpura desde el primer segundo; los Lakers han salido como motos y a comerse al rival. Han hecho bien todo lo que se espera de un buen equipo de baloncesto: negar segundas opciones, agresividad, aciertos desde fuera,etc. El discurso que hacen todos los jugadores cuando pierde de si tienen que mejorar, que si esto, que si aquello… pues los Lakers lo han clavado.

La pregunta que me deja este partido es “¿por qué no lo han hecho durante todas las Finales?”. La respuesta es bien sencilla y lo dice mucho mi abuela Salomé: no todos los días son fiesta. Pero qué casualidad que el día que más necesitaban que fuera fiesta, lo ha sido. Los Lakers están un paso por delante a nivel anímico. Pero ojo, eso no quiere decir que los de verde están derrotados de antemano. Ni mucho menos.

El resultado y la diferencia son anécdotas. Lo he escrito arriba. Rivers no ha arriesgado viendo cómo iba la película. Los Celtics va a salir a morder y a ser campeones. Lo mismo que los Lakers. Y el jueves no va a ganar el que esté más motivado. No porque en ese aspecto todos los jugadores están a tope. No va a ganar el equipo tenga a los árbitros de su lado. No. La NBA se cuida mucho de esos temas y no va a haber cosas raras. No van a ganar los Lakers por jugar en casa. No van a ganar los Celtics si recuperan a Perkins. El equipo que gane el jueves será el que menos nervioso esté. Así de sencillo.

Kobe Bryant, Paul Pierce, Pau Gasol, Kevin Garnett, Ray Allen, Lamar Odom… Todos van a jugar el partido más importante de sus vidas. Ninguno de ellos han jugado un séptimo partido de las Finales de la NBA. Y eso, es mucho toro. Vale que algunos han jugado otros partidos grandes como en los JJ.OO o en anteriores finales. Pero un séptimo partido es otro tipo de encuentro. Son distintos y tienen la misma esencia que el cometa Halley: sólo se ven cada ciertos años.

Señores, señoras, espectadores del mejor baloncesto del mundo, tenemos ante nosotros algo que se disfruta cada mucho tiempo Algo que se ve muy pocas veces, algo que siempre recordaremos, algo que va a ser alucinante. A ponerse el traje porque para estas citas, hay que ponerse guapo.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba