SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2021 22/09/21

Rio 2016

Tercer oro de Simone Biles y nuevo hito para la gimnasia de EEUU

Simone Biles gana su tercer oro

La gran estrella de la artística en estos Juegos ha conseguido la victoria en el único ejercicio en el que ninguna de sus compatriotas había triunfado antes


14 de agosto de 2016 - Sportyou

Simone Biles se ha colgado en la final de salto su tercer oro en Río 2016. La gran estrella de la gimnasia de estos Juegos Olímpicos cumplió con las expectativas puestas en ella, y se impuso a la rusa María Pasenka y a la suiza Giulia Steingruber en la final de salto, pese a que su primer intento no fue todo lo ortodoxo que se esperaba. La campeona del n conjunto con sus compañeras del ‘Final Five’ y en el ejercicio completo individual, en el que arrasó.

Biles realizó dos saltos con más dudas de las previstas. La estadounidense, que saltó la última gracias a que tenía la mejor puntuación de la calificación previa, falló ligeramente en la caída del primera primera oportunidad, con lo que le dieron una puntuación de ‘sólo’ 15.900, pero en el segundo lo clavó: 16.033. Al final, la puntuación promedio de 15.966 le sirvió sobrada para superar a Paseka, bronce en Londres.

Además de convertirse en triple campeona olímpica, y optar aún a dos oros más, Simone Biles ha roto una barrera que se le negaba a la gimnasia artística estadounidense. Pese a los notables éxitos de históricas como Nastia Liukin o Shannon Miller, ninguna gimnasta del país americano había conseguido colgarse un oro en el ejercicio de salto.

La valentía de la veterana Chusovitina

Una de las imágenes de la final la protagonizó la incombustible Oksana Chusovitina. La gimnasta de 41 años intentó un dificilísimo ‘Produnova’, el saltos más complejo y el único de dificultad 7. Este salto, más habitual en la categoría masculina que en la femenina, consiste en una ‘paloma’ (apoyo de las manos sobre la tabla de salto), seguido por un doble mortal encogido para caer de frente. Su nombre se debe a la mítica gimnasta de soviética Yelena Produnova, que se retiró a principios de los 90, y que fue la primera en hacerlo.

A Chusovitina le salió bastante mal, porque en la caída acabó haciendo una voltereta en el suelo, pero el público le agradeció la valentía con una sonora ovación.

Volver arriba