Archivo
20 de enero de 2019 20/01/19

Opinión

Opinión

Sigan, sigan culpando al VAR


  • 07 de enero
    de 2019
  • Iñaki Cano

Al Real Madrid, según muchos, le ha salido otro enemigo que le impide acercarse al título de Liga. Ese nuevo antimadridista se llama VAR. En este lunes festivo en casi todo el país, las pocas tertulias en cafeterías y tabernas giraban en torno al vídeo arbitraje, que al parecer favorece al Barça y perjudica al Real Madrid, como la crisis blanca (a 10 puntos del líder, por debajo de Atlético, Sevilla y Alavés) fuera sólo o en su mayor parte culpa del VAR.

Me parece correcto que madridistas y acólitos quieran culpar al VAR y a los árbitros, pero no a todos se nos ‘engaña’ con esa excusa. Más les valdría a los campeones del mundo y a sus seguidores mirarse el ombligo y darse cuenta de que la dirección-gestión deportiva del Real Madrid es nefasta desde hace muchísimo tiempo, aunque (y ahí me intentan tapar la boca) se hayan ganado 4 Champions League en 5 años.

A Florentino Pérez hay que aplaudirle los éxitos deportivos y económicos, pero también habrá que pedirle cuentas por la imagen de una plantilla que avergüenza a los madridistas no abducidos o contratados, como hace años la clá en los teatros. Según el diccionario de la Real Academia Española: “Grupo de personas que asisten a un espectáculo con el fin de aplaudir en momentos señalados”. Esos mismos, y otros desde diferentes foros, son también los que pretenden distraer la realidad con acusaciones al VAR. ¡Ya está bien!

Antes el ‘Villarato‘ y ahora el ‘Rubialato‘ con el VAR. Antes fue Sánchez Arminio y ahora Velasco Carballo. De la plantilla y de sus gestores, nada de nada. Florentino Pérez trajo a Julen Lopetegui en contra de su voluntad y puso a Santiago Solari en cuanto le vinieron mal dadas al guipuzcoano. Solari, con su sonrisa, se erigió en el salvador del desastre que había dejado el anterior equipo técnico… pues no ha mejorado nada el señor Solari y el ‘fenómeno’ de la preparación física, don Antonio Pintus. El equipo no juega a nada. Lo jugadores no pueden ni con los calzones ni con el escudo, que les pesa una barbaridad. Tengo serias dudas de que Cristiano Ronaldo solucionara con sus goles la imagen del Real Madrid.

Sergio Ramos, que volvió a dar la cara en la adversidad, advirtió que en el vestuario ardería Troya con las cositas que se iban a decir a la cara. Podrían habérselas dicho cuando estaban a tres puntos del Barcelona o tras proclamarse campeones del mundo hace escasamente quince días y donde la imagen frente a los locales del Al Ain ya presagiaba este hundimiento. Podrán volver a ganar la Champions League, el Mundial de Clubes o LaLiga, pero no hay más ciego que el que no quiere ver. Si quieren, señores madridistas, sigan acusando al VAR de la distancia entre el Barça y el Madrid en LaLiga, pero alguna vez también podrían, como en los viejos tiempos del madridismo, hacerles ver a sus jugadores y a quien les gobierna, con una sonora pitada mirando al césped y al palco, que la camiseta del Madrid se puede manchar de sudor, sangre o barro, pero nunca de vergüenza. Esto ultimo ya lo he escrito alguna vez más, pero no está de más recordar las palabras del verdadero inventor del Real Madrid, don Santiago Bernabéu de Yeste.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba