Archivo
23 de enero de 2018 23/01/18

Copa del Rey

El Sevilla, a cuartos entre pitos

El equipo de Montella ganó 2-1 al Cádiz e hizo bueno el resultado de la ida, pero el rendimiento del equipo fue pobre y la grada mostró su descontento


11 de enero de 2018 - Sportyou

El Sevilla ha resuelto el choque de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Cádiz (2-1 tras el 0-2 de la ida), aunque el ajustado resultado no ha permitido que las aguas se calmen después de la dolorosa derrota frente al Betis del pasado fin de semana. 

De hecho, que el gran rival golease en el último enfrentamiento provocó que la grada pitase en varias ocasiones a los suyos, comenzando muy pronto, cuando el Cádiz tuvo varias ocasiones para salir al contragolpe, aunque no logró acertar para poner un 0-1 que, dado el estado de nerviosismo del equipo local, quizás hubiese deparado un desenlace diferente.

Montella volvió a apostar por un 4-2-3-1, aunque con algunas variantes significativas. En primer lugar, Ever Banega no jugó en el doble pivote -lo formaron Geis y N’Zonzi-, sino en la mediapunta, mientras que en los extremos actuaron dos futbolistas que si mantienen una buena línea de juego tienen oportunidad de asentarse en el once inicial, porque tanto Sarabia como Correa tienen un perfil que suele gustar al técnico napolitano. Ben Yedder volvió a ser el elegido para actuar como nueve.

Después de esos sustos iniciales, el Sevilla logró ponerse por delante en el minuto 31, tras una buena ocasión de Sarabia que Yáñez desvió a córner. Fue una buena acción de Correa, cuyo remate fue desviado por el portero gaditano, pero Ben Yedder se aprovechó bien del rebote para mandar la pelota a la red.

El tanto calmó las aguas, y el ambiente pareció serenarse cuando, nada más empezar el segundo tiempo, el Sevilla logró ampliar la ventaja. Fue en el minuto 54, y de nuevo Correa tuvo protagonismo, después de cabecear con mucha sutileza un córner botado por Sarabia.

El tramo final de encuentro, sin embargo, no dejó en absoluto contenta a la grada. N’Zonzi fue pitado tras ser sustituido, y la afición terminó de mostrar su descontento cuando el Cádiz recortó distancias, después de que Álvaro García se aprovechase de una salida en falso de Sergio Rico para poner el 2-1 definitivo, que poco después pudo ser empate si el extremo gaditano hubiese aprovechado un mano a mano.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba