SPORTYOU

Archivo
19 de noviembre de 2019 19/11/19

General

El Barcelona se duerme en Sevilla

Sevilla 2-1 Barcelona

Unai Emery se quita un gran peso de encima. Con la victoria del Sevilla (2-1), el técnico vasco ya puede decir que le ha ganado al Barcelona. Le ha costado mucho, pero su equipo ha sabido hacer daño a un Barça algo desarmado en defensa y que ha pagado cara la ‘siesta’ tras el descanso. […]


3 de octubre de 2015 - Sportyou

Sevilla 2-1 Barcelona

Unai Emery se quita un gran peso de encima. Con la victoria del Sevilla (2-1), el técnico vasco ya puede decir que le ha ganado al Barcelona. Le ha costado mucho, pero su equipo ha sabido hacer daño a un Barça algo desarmado en defensa y que ha pagado cara la ‘siesta’ tras el descanso. En seis minutos, Krohn-Dehli e Iborra han hecho los goles de la victoria. Neymar, de penalti, puso el definitivo 2-1, que Sergio Rico, los palos y un buen Sevilla se encargaron de mantener.

El cuadro andaluz volvía al Sánchez Pizjuán con la necesidad de cambiar las malas sensaciones tras la derrota ante la Juventus. El Barcelona, fiel a su esencia, trató de iniciar el juego desde Claudio Bravo, pero se encontró con un rival que le fue a apretar arriba y le puso en dificultades con su presión.

Resumen y estadísticas del Sevilla – Barcelona

El intercambio de golpes de la primera mitad se inició ya en el primer minuto, con un remate de Iborra que se marchó elevado. Reaccionó el Barça y, poco después, Neymar, que cumplía su partido número cien como culé, obligó a Sergio Rico a estirarse. El brasileño protagonizó la ocasión más clara de la primera mitad con un lanzamiento de falta en el que el balón, tras dar en el palo, rebotó en la espalda del guardameta sevillista y se paseó sobre la línea de gol. Coke salvó al Sevilla rebañando el esférico cuando Piqué se disponía a empujarlo a la red. Antes de eso, Kevin Gameiro le había recordado al Barcelona lo difícil que iba a ser la visita con dos ocasiones de gol, que Bravo desbarató. Luis Suárez tomó el relevo de ‘Ney’, pero al uruguayo también le frenó la madera. En concreto, la escuadra.

El paso por los vestuarios le sentó bien al Sevilla, que en la jugada del saque inicial ya se plantó enfrente de Bravo. Siete minutos después, una cabalgada de Gameiro acabó en los pies de Krohn-Dehli, que mandó el balón a la red con un remate de primeras. El danés, que coincidió con Luis Enrique en el Celta, le sirvió en bandeja el segundo gol a Iborra, que tocó el balón lo justo para batir a Bravo.

El técnico culé movió rápido el banquillo y Dani Alves y Sandro entraron al césped para aportarle más recursos ofensivos al Barça. Le sentaron bien los cambios al equipo, pero volvió a faltar puntería, aunque Rico también puso mucho de su parte con sus paradas. Comenzó el asedio blaugrana, aunque el cerco sevillista se mostraba insuperable. De hecho, solo de penalti fue capaz Neymar de batir a Rico, porque el palo volvió a aparecer para frenar al Barcelona, esta vez a Sandro. Lo intentó por todos los medios el Barça, pero el muro del Sevilla se mantuvo infranqueable.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba