SPORTYOU

Archivo
12 de agosto de 2020 12/08/20

MLS

Seattle Sounders: Del infierno al cielo de la MLS

Hablar del nuevo campeón de la MLS es hablar de dos equipos completamente distintos en la temporada 2016. El de la primera parte del año transitaba por la caldera del diablo, mientras que el de la segunda parte tomó alas y llegó al cielo, al punto, que terminó ganando la MLS Cup por primera vez […]


11 de diciembre de 2016 - Sportyou

Hablar del nuevo campeón de la MLS es hablar de dos equipos completamente distintos en la temporada 2016. El de la primera parte del año transitaba por la caldera del diablo, mientras que el de la segunda parte tomó alas y llegó al cielo, al punto, que terminó ganando la MLS Cup por primera vez en la historia.

Al comenzar el año, el estratega del equipo era Sigi Schmid, un hombre que estuvo con el club desde que éste llegó a la MLS, ocho años atrás. Sigi contaba con la aceptación de los directivos de la franquicia, pues desde que empezaron a disputar el campeonato de primera categoría de Estados Unidos estuvieron en la postemporada. Fueron siete años consecutivos consiguiendo buenos resultados y siendo protagonistas del certamen. Sin embargo, 2016 marcó un punto de inflexión inesperado.

Seattle Sounder no encontró el camino en la primera parte del torneo. Su paso estaba por debajo de la producción normal en los últimos años y los resultados no aparecían. En los primeros 20 encuentros, el equipo apenas alcanzó 20 unidades y estaban en la novena posición, de diez equipos, en la Conferencia Oeste. Es por eso que el presidente de Seattle decidió dar por terminado el contrato del entrenador y dejar a cargo a Brian Schmetzer, una movida que salió de lujo.

El nuevo estratega le dio un brío diferente al equipo. Con pequeñas modificaciones al esquema y funcionamiento de jugadores, Sounders tuvo un cambio radical y los resultados comenzaron a llegar. Casi sin darse cuenta, empezaron a abandonar el sótano de la Conferencia Oeste y estaban cada vez más cerca a la línea roja que divide a clasificados y eliminados de los playoffs.

Los rivales empezaron a ver de manera diferente a Seattle. El equipo tomó la curva de ascenso y nunca volvió a descender. Pasaron los playoffs como una máquina sólida y a paso lento se empezaron a inscribir entre los favoritos. Ese apelativo lo ratificaron y terminaron demostrando que en la última instancia no había un onceno mejor. Seattle Sounders llegó al cielo tras pagar penas en el infierno.

Temas relacionados: ,
Volver arriba