SPORTYOU

Archivo
21 de mayo de 2024 21/05/24

Opinión

Opinión

Se acabaron las excusas


  • 20 de diciembre
    de 2012
  • Paco Navacerrada

real madrid ligaSi mis cálculos no me fallan, y creo que no, hoy es 20 de diciembre. A estas alturas de la película, cuando aún no hemos llegado ni siquiera a la mitad –faltan tres partidos-, nos encontramos con que el Real Madrid se ve en la clasificación de la Liga a trece puntos del Barcelona, líder destacado. Trece puntos son muchos, muchísimos puntos, con tan sólo dieciséis partidos jugados. Sale casi a un punto por partido. Supongo que el Barcelona no podrá aguantar este ritmo infernal que lleva y que el Real Madrid –y también el At. Madrid– podrá recortar algún punto. Pero creo que la Liga, como dice José Mourinho, está casi imposible para el Madrid y para cualquiera. Que esta Liga la pueda ganar el Madrid, me parece una quimera, pero que la pueda perder el Barcelona entra ya dentro de lo inimaginable.

Lo que sí tengo claro, a pesar de lo que diga el entrenador blanco, es que el Real Madrid luchará hasta el final e intentará ganar todos los partidos posibles. La empresa es ardua y complicada, pero lo imposible es la especialidad del Madrid, aunque el que gobierna la nave se haya tirado al mar antes de tiempo.

Pero a lo que voy es que a trece puntos del líder las excusas se terminan. Ya no vale acordarse de los árbitros, de los horarios, del día que tienes que jugar, de la altura del césped, de si llueve, de si hace frío, de echar la culpa a los jugadores, a la comodidad o no del autobús, a si un jugador juega de nueve y medio en otro equipo y así no lo puedes poner a jugar en el tuyo, al entrenador del equipo filial, al que da las alineaciones porque no te nombra, al portero de la puerta 42, en definitiva, de echar la culpa al empedrado. Ya no hay excusas. Mourinho está fracasando esta temporada y su última fechoría ha sido encerrar a un periodista en una sala y pedirle explicaciones por una información. Con los papeles perdidos, es difícil pensar bien y con claridad.

Y lo que necesita el Madrid es alguien que tenga los pies en el suelo y sentido común. Mourinho, con sus actitudes, consigue que se hable de cualquier cosa menos de fútbol. Consigue que se hable de a qué jugador se refiere tras el partido copero de Vigo, en vez del planteamiento mediocre y ruín que hizo contra el Celta. Consigue que se hable del episodio del periodista, en vez de hablar de lo mal que defiende el Real Madrid las jugadas a balón parado. Y así nos podríamos eternizar. Pero es mejor hablar de trivialidades y simplezas y distraer la atención con cosas sin importancia.

Mientras, el Barcelona a trece puntos y la Liga perdida en el horizonte. “La Liga está imposible”, dijo Mourinho el otro día tras empatar en casa ante el Espanyol. A Bernd Schuster, por mucho menos, le pusieron de patitas en la calle. Mourinho no tendrá esa suerte. Él tiene las espaldas mucho mejor cubiertas que el alemán y puede decir y hacer lo que quiera. Nadie le podrá hacer nada.

Volver arriba