SPORTYOU

Archivo
30 de septiembre de 2020 30/09/20

LaLiga Santander

Sandro Rosell, de “nada que esconder” a detenido

Sandro-Rosell

El expresidente azulgrana fue el hombre fuerte de Nike en Brasil y sus negocios le han llevado a la detención por presunto blanqueo de dinero


24 de mayo de 2017 Marc Fuster - Sportyou

Corría el año 2013 y Sandro Rosell era feliz siendo presidente del Barça. Hacía tres años que el empresario había arrasado en las elecciones con el 61,5% de los votos, convirtiéndose de esta forma en el presidente más votado de la historia del club. Todo iba bien y en una entrevista a Catalunya Radio dejó muy claro que no tenía nada que esconder ni tampoco, “la obligación de explicar todo lo que hago fuera del Barça o en mi vida profesional”. Un año después dimitió y todavía no se sabe la versión oficial de su renuncia. Ahora y cuatro años después, ha sido detenido por presunto blanqueo de capitales procedente del cobro de comisiones ilegales de los derechos de imagen televisivos de la selección brasileña de fútbol.

Sandro Rosell siempre fue una figura misteriosa en cuanto a negocios se trata. Su pasado como embajador de Nike en Brasil le permitió hacerse un hombre fuerte en el país y de ahí su amistad con Ricardo Teixeira, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol con quien tejió, no solo una relación personal sino también una laboral. Rosell en 1996 fue el encargado de firmar un contrato desorbitado entre Nike y la CBF que llegaba a los 160 millones de euros. Hoy, Teixeira está en paradero desconocido.

Su amplia red de negocios en Brasil le llevaron a cerrar el fichaje de Ronaldinho para el Barça cuando formaba parte de la Junta Directiva de Joan Laporta en 2003. Un año después de haber abandonado la vicepresidencia de la entidad por desavenencias con el entonces presidente, Rosell y Teixeira. mediante Ailanto Marketing -empresa de exdirigente azulgrana- y la propia CBF firmaron un contrato para la gestión de los derechos de imagen de la selección ‘canarinha’. Según el FBI, de aquel negocio habrían cobrado 15 millones de dólares a través de unas cuentas en Suiza y Andorra por una presunta comisión ilícita para ceder dichos derechos a una empresa de Qatar. Aquel movimiento fue justificado por Rosell en la entrevista a Catalunya Radio como “honorarios y no como comisiones”, asegurando que aquello formaba parte de su trabajo. Pruebas de las transacciones sería lo que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional habría estado buscando en los inmuebles registrados del expresidente.

Otro de los puntos clave de esta trama que ya ha sido bautizada como Rimet es la detención de Shahe Ohannessian, presunto testaferro de Rosell al que el exmáximo mandatario culé le vendió su empresa Bonus Sports Marketing en 2010. Según la investigación Rosell habría seguido siendo el encargado de gestionar la empresa, pues hasta 2013, dos años y medio después de la presunta venta, Marta Pineda, su mujer, también detenida pero puesta ya en libertad, constó como apoderada. Esta empresa fue denunciada por Jaume Roures hace un año por un delito de espionaje industrial.

Así pues, cuatro años después de asegurar que no tenía “nada que esconder”, Sandro Rosell ha pasado la noche en comisaría. El expresidente azulgrana está envuelto en una trama de corrupción sus amistades y presuntos negocios turbios han acabado pasándole factura.

Temas relacionados: ,
Volver arriba