SAN ANTONIO SPURS (3) – MIAMI HEAT (2): 114-104.

Los San Antonio Spurs dieron una nueva lección de baloncesto a los Miami Heat y se impusieron con facilidad en el quinto partido de las Finales de la NBA de 2013. Los pupilos deGregg Popovich controlaron en todo momento el encuentro, no se vieron superados jamás en el marcador y supieron aguantar varias embestidas visitantes que no llegaron a materializarse como remontada. Los de El Alamo mandaron de principio a fin, con una ventaja máxima de 20 puntos, pero sobre todo hicieron que el juego en equipo prevaleciese sobre los intentos del rival de dar la vuelta a un choque que se rompió en los últimos compases del tercer cuarto y fue un paseo local en el último periodo.

Manu Ginobili (24 puntos y 10 asistencias) fue titular en un intento del entrenador Popovich de devolverle la confianza y a la vez hacer frente al quinteto de pequeños con el que partió de salida Miami. Ambas cosas funcionaron y el argentino fue una de las piezas claves de la victoria de San Antonio. También lo fue, como en toda la eliminatoria por el título, un Danny Green (24 puntos y 6 rebotes) espectacular e intratable desde la línea de tres puntos, más allá desde la que firmó un 6/10, convirtiéndose en el jugador que más triples ha anotado en unas Finales. Si a esto le sumamos la labor de Tony Parker (26 puntos) y Tim Duncan (17 puntos, 12 rebotes y 3 tapones), poco más pudieron hacer los Heat.

Entre los de South Beach volvieron a destacar LeBron James (25 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias y 4 robos) y Dwyane Wade (25 puntos y 10 asistencias), pero su aportación fue insuficiente para dar la victoria a Miami. Como tampoco lo fue la de un Ray Allen (21 puntos) que volvió a brillar desde la larga distancia con un 4/4 en triples.

Las Finales viajan ahora de vuelta a Miami, donde tendrá lugar el sexto partido el próximo martes. En el caso de victoria local todo tendría que decidirse en el séptimo y definitivo encuentro el jueves… a no ser que San Antonio finiquite el asunto sin necesidad de jugárselo todo a un último choque.