SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Moto GP

La telemetría explica la ‘salvada’ milagrosa de Marc Márquez

El campeón del mundo, datos en mano, relata cómo consiguió levantar la moto en las últimas vueltas del GP de la Comunidad Valenciana


21 de noviembre de 2017 - Sportyou

Una de las imágenes que ya ha quedado en la retina de los espectadores y aficionados al motociclismo de esta temporada 2017 es cómo Marc Márquez levantó su moto en la carrera del GP de la Comunidad Valenciana, durante las últimas vueltas. El campeón del mundo, que se estaba jugando el título, se llevó los elogios y hasta ha llevado a dudar de que cumpliese con las leyes de la física.

El equipo Honda ha estudiado la telemetría de la carrera, cuyos datos no dejan lugar a dudas: de cada cien veces que se realizase esta acción, muy pocas habrían acabado bien. Márquez llegó al final de la recta principal y alargó su frenada mucho más que lo habitual, exactamente 30 metros. Tomó la curva a 153 km/h, en tercera marcha, con lo que la rueda delantera no entró de manera correcta. El tren delantero se deslizó durante más de 50 metros y la inclinación llegó a los 64º. Con estas cifras, lo normal es que Márquez hubiera acabado arrastrándose por la larga escapatoria de la curva 1 del circuito de Cheste, pero gracias a su codo, no le pasó nada y continuó la carrera.

“Al llegar a la curva, ya vi venir que había entrado demasiado rápido, pero pensé ‘yo la freno, yo entro’. Apoyé la rodilla, solté el freno y entonces se me cerró la horquilla. Pensé ‘¡Adiós! Pero entonces, ‘¡pum!’ ¡Apoyé el codo! Hice palanca con el codo y la rodilla, y creo que con la ayuda de los aficionados, se levantó (la moto)”, relata. Este tipo de salvadas ya es una firma habitual en su estilo de conducción. Para el recuerdo, la que realizó en los entrenamientos posteriores al GP de la República Checa en 2014, o en la curva 1 del trazado de Sepang durante los libres del GP de Malasia de 2016. No obstante, en ninguna de ellas se estaba jugando el Mundial.

Temas relacionados:
Volver arriba