SPORTYOU

Archivo
20 de septiembre de 2020 20/09/20

Moto GP

Valentino Rossi vive una pesadilla

Valentino Rossi

Mientras Viñales se convierte en el más firme candidato a ser el piloto a batir, el 'Doctor' no entiende la nueva Yamaha y empieza a cundir el pánico


8 de abril de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Ni en sus peores sueños se esperaba Valentino Rossi tener un arranque de temporada 2017 tan complicdo. Este viernes, en Termas de Rio Hondo, el legendario piloto italiano miraba con incredulidad la tabla de tiempos de los segundos entrenamientos libres del GP de Argentina: ¿cómo era posible que su compañero Maverick Viñales estuviese en lo más alto, sobrado, y él no pasase del 16º puesto, a un segundo entero?

Ya desde la pretemporada se dio cuenta de que iba a sufrir. Mientras su nuevo compañero se adaptaba a las mil maravillas a una YZR-M1 que no tenía mucho que ver con la Suzuki que había llevado hasta el momento, Rossi se daba de bruces con la realidad: ni tiene ‘grip’, ni tiene velocidad, ni siente que el ‘feeling’ sea el adecuado. Cuando pasó de los test a la competición real, en la primera cita de este año, Rossi salvó los muebles con un podio que ni él mismo se creía. Ahora, en Argentina, tendrá que sacar otra vez esa garra inconfundible si quiere estar arriba.

Viñales ha encontrado en el trazado argentino uno de sus circuitos fetiche. Las características de Termas de Río Hondo se adaptan perfectamente a su estilo de pilotaje, y por eso pudo sacar ese ‘punch’ extra que no sólo le sirvió para destrozar las opciones de Rossi, sino también para sacarle tres décimas a un Marc Márquez que ya tiene claro quién va a ser su rival por el título. Maverick vuela muy alto, mientras Rossi se embarra cada vez más.

“Esperábamos tener buenas sensaciones, como pasó en carrera, pero esto ha sido más parecido a lo que sentimos en los entrenamientos de Catar y en los test. Tenemos muchísimos problemas para entrar en las curvas rápidas con esta moto y no me siento a gusto”, resumía el italiano. Ese es el problema: no le ha cogido el punto a la moto, y no sabe por qué. No es cuestión de los neumáticos (todos los pilotos se sienten mejor con un compuesto más duro o más blando en función de su forma de pilotar), ni es por este circuito, ya que para Rossi no es desconocido. Es, simplemente, una pesadilla…. de la que no puede despertar.

Briatore le pide que se jubile

Mientras Rossi intenta enderezar el rumbo, no faltan quienes ya le quieren jubilar. Su compatriota Flavio Briatore, que es muy de jubilar antes de tiempo (así llamaba a Jenson Button en 2009, año en el que acabó siendo campeón de Fórmula 1 el británico) le recomienda al ‘Doctor’ que cuelgue el casco. Porque le ve viejo.

“Valentino ha envejecido, como envejecemos todos, pero en MotoGP hay chavales que muerden. Van como bestias. Rossi es un gran campeón y si no fuese por él, no sé a cuánta gente le interesaría el Mundial en Italia”, dijo en una radio del país transalpino. “‘Vale’ todavía se la juega, pero si yo fuese él y viera que no soy competitivo, acabaría este año y después diría basta”, señala el ex jefe de Renault, que compara las motos con ‘su’ terreno. “En Fórmula 1 es distinto porque hay un coche, pero sobre la moto estás a dos milímetros de otro que va a 250 km/h. Los reflejos tienen que ser increíbles”, argumenta.

Temas relacionados: ,
Volver arriba