SPORTYOU

Archivo
9 de diciembre de 2019 9/12/19

Opinión

Opinión

Robert Moreno, honesto


  • 20 de noviembre
    de 2019
  • Manolo Oliveros

Robert Moreno, que ha trabajado, para todos, sobresaliente al frente de la selección española, hasta clasificarla brillantemente para la Euro 2020, ha actuado, bajo mi punto de vista, honestamente en estas últimas horas. Robert Moreno advierte a la propia Federación que Luis Enrique tiene ganas de volver a entrenar y, a partir de ahí, el día 31 de octubre Rubiales sabe de primera mano, en Zaragoza, que Luis Enrique está dispuesto a volver.

Por lo tanto, comienza a moverse la maquinaria para ver cómo y cuando se valora su retorno a la Selección. Nada extraño hasta ahí, si todo se hiciera con normalidad, pero es evidente que no ha sido así. Luis Rubiales quiere exponerse el viernes para lucirse, porque la Justicia, le da la razón por lo de Miami, pero en esa comparecencia se le pregunta por si se ampliará el contrato a Moreno más allá del 2020, y Robert advierte que no le refuerzan, al contrario, ve que dudan y que Rubiales sale cómo puede del marrón de la pregunta.

Ahí ya constata que cuentan poco o nada con él y que, consecuentemente, detrás puede estar la vuelta de Luis Enrique. Parece claro. Y en ese mar de dudas y sospechas, Molina dice ante algunos periodistas en el aeropuerto de Jerez que Moreno será el seleccionador en la Euro.

Es normal, por lo tanto que Robert Moreno le “exija” a Luis Enrique que le explique cuál es su situación. Y ahí Molina, según Rubiales, le da una explicación que no debe de convencer a Moreno. El “vamos a valorar la posibilidad de Luis Enrique” es no ser claro. Moreno esperaba una respuesta más clara, más sincera, blanco o negro, pero nunca gris.

Así que, deduce, con buen criterio, que viene Luis Enrique y no han sido claros con él. Con lo que, honestamente, el lunes les envía ese mensaje para “acordar la salida, y que no sea un impedimento para la llegada de Luis Enrique”. La Federación dice que se acoge a ese mensaje para decir que se quiere ir y liberarles para llamar a Luis Enrique. Un mensaje privado lo aprovechan como coartada para llamar al asturiano, como si antes no hubieran hablado con Luis Enrique. Maquiavélico.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba